30 julio 2006

Análisis - Hockenheim 2006

El Gran Premio de Alemania puede condensarse de una manera muy simple: victoria demoledora del equipo Ferrari. Porque esa es la palabra clave de este fin de semana, equipo.
Todos han hecho su trabajo a la perfección, y han contribuído a una superioridad que, contrarrestada por la diferencia de puntos, dará mucha emoción al Campeonato del Mundo. Los ingenieros, técnicos y directores de Ferrari, Bridgestone y especialmente Felipe Massa han ayudado a Michael Schumacher a alzarse con la victoria, una ayuda, en el caso de Massa, importante hasta la sospecha. Aunque todos conocemos la letanía habitual:
"No existen órdenes de equ
ipo".

En el otro extremo se enc
uentra Fernando Alonso, a la altura de sus Michelín, a los que ha achacado su mal resultado debido a un juego que ha sufrido blistering. También el comportamiento de su compañero es digno de investigación, aunque haya sido menos descarada su sumisión que la existente entre los rayos rojos. La pole de Räikkonen se ha difuminado hasta un tercer puesto, que ha resultado finalmente digno de admiración, conseguido a pesar de su equipo.
La otra carrera ha tenido dos nombres: El Almirante Mark Webber y Verdaderamente Jarno Trulli.
Ha sido una carrera con vencedore
s claros desde un principio y el espectáculo contenido decenas de segundos más atrás, salpicado de momentos y detalles interesantes, que todos los Grandes Premios deberían tener.

La salida ha provocado pocos cambios de posición, los habituales, con los Renault valiéndose de su primera c
ortísima para colocarse justo detrás de los rayos rojos, aunque el Honda del revivido Jenson Button no ha desperdiciado la oportunidad de recuperar su puesto cuando las circunstancias han sido favorables.
Así, aunque la salida no ha sido tan competida como se esperaba, con los Renault y el McLaren de Pedro Martínez de la Rosa muy atrás, la primera vuelta ha compensado con creces a los aficionados.
En la curva número dos David Coulthard, que iba perdiendo terreno ha sido blanco del Toyota de Ralf Schumacher, que entraba por el in
terior y ha sacado al Superhéroe a la hierba, lo que le ha hecho perder muchas posiciones, siendo adelantado por el pelotón de coches. A la llegada al Motodrom Nico Rosberg ha perdido el control de su coche y ha acabado estrellándose y provocando la salida del Safety Car.

Al reanudarse la carrera el novato Sakon Yamamoto ha roto todas las previsiones, incluso las más agoreras y se ha visto obligado a retirarse con un fallo en el cambio; y cuando la atención aún seguía puesta en sus problemas, el hispanojaponés (lo siento, me lo pedía el cuerpo) Nippon Ichi ha hecho un trompo intentando controlar su Flecha de Plata, afectado por una avería en la bomba de gasolina.
Finalmente los dos semipaisanos han abandonado el Gran Premio de Alemania ... tres conductores en las dos primeras vueltas.
Por su parte el Superhéroe c
asi resulta ser el cuarto, cuando se le ha atragantado la Nordkurve, aún afectado, seguramente por la maniobra del Hermanísimo.

La victoria de Räikkonen se ha volatilizado en la vuelta nueve, cuando ha realizado su primera parada; ¿poca confianza en Michelín o la consecuencia de una pole position obligada?. De cualquier manera un fallo estratégico enorme, cuando Iceman ha llenado el tanque, en quince segundos, ha iniciado el duro camino a un buen resultado.
En la pista Nick Heidfeld ha suf
rido un problema de frenos; cuarto piloto en abandonar: El Bueno.
Mientras tanto los dos Ferrari demostraban su nivel aumentando su distancia con el tercer clasificado, Botón, que hoy mostraba su mejor cara, en una estampa que parecía una fotografía promocional. Por su parte Räikkonen y Alonso rodaban a un ritmo muy bajo, debido en el caso de El Nano al blistering de su primer juego.

El Almirante mantenía una buena marcha para la
enorme carga de carburante de su Williams, pero era un obstáculo para Rubinho, muy motivado, y Iceman, que rodaba inmediatamente detrásdel Honda. Así que Rubens Barrichello se ha lanzado al adelantamiento, aprovechando las dos rectas largas y renunciando en el Motodrom; logrando su objetivo en la entrada a la Parabolik rebasando por el interior a Mark Webber.
Rubinho, eufórico inició inmediatamente
la caza de Fernando Alonso, aunque tanto él cómo su compañero han tenido que hacer su pit stop entonces, antes que los demás, despertando algunos fantasmas sobre el rendimento de Honda.
La reincorporación de Rubinho no ha podido ser más triste: después de la exhibición su motor se ha incendiado, obligándole a abandonar.

Han llegado los primeros p
it stops de los líderes de la carrera, sin grandes cambios sobre el orden de los monoplazas; siendo únicamente destacable la posición de Kimi y Fernando, detrás de las previstas.
Por su parte Mark Webber ha sorprendido con su larguísima serie, algo esperado de Jarno Trulli, penalizado por su cam
bio de motor, aprovechando su salida desde el puesto undécimo, el primero de los que pueden variar el combustible. Esta estrategia, que tan buenos resultados ha dado el equipo Toyota en los últimos Grandes Premios ha sido imitada además por el resto de escuderías pequeñas.
De hecho han coincidido estos repostajes de Verdaderamente y El Almirante con la segunda parada de Iceman.

Mientras los Ferrari lideraban la carrera a muchas distancia, El Almirante, El Nano y Iceman rodaban muy pegados, a falta de una parada, una noticia extraordinaria para Mark Webber y no muy buena para Kimi Räikkonen. Por detrás Verdaderamente apretaba a Christian Klien y Villeneuve se salía en la Südkurve, que precede a la recta de meta.
El Nano ha empezado a apretar a El Almirante hasta que finalmente ha conseguido adelantarle, situándose detrás de Fisichella, con un ritmo muy bajo, que había sido cazado por el grupo. Alonso ha comenzado inmediatamente a presionar a Físico, una situación que el reglamento ordena estudiar con detenimiento y que El Capo ha solucionado rápidamente, ordenando el pit stop de Físico ... no existen las órdenes de equipo.
En las siguientes vueltas han ido entrando todos los pilotos ha hacer su último repostaje, lo que ha hecho consolidar a Alonso su posición por delante de su compañero.
Mientras, Mark Webber y Jarno Trulli conservaban una buena posición, confirmando el éxito de su estrategia.

Cuando El Almirante había hecho su última parada, Jarno Trulli, que estaba haciendo su carrera, y Kimi Räikkonen, aprovechaban para ganar tiempo, así como las escuderías pequeñas.
Tras el pit stop de Verdade
ramente ha empezado el espectáculo.
El Red Bull de David Coulthard ha visto como su hermano pequeño, el Toro Rosso de Vitantonio Liuzzi, ha iniciado la maniobra para pasarlo; después de que Ralf Schumacher lo adelantase por fuera con bastante facilidad. Liuzzi ha metido el coche por el interior de una curva, han rodado en paralelo dando un espectáculo emocionante hasta que la mejor frenada del Toro Rosso, aprovechando la ventaja de posición ha
permitido a Vitantonio pasar a David.
Kimi permanecía, entre tanto, parado en el box, controlando la ventaja ganada sobre sus rivales, especialmente sobre Webber. A
la salida del pit lane se han emparejado el Williams y la Flecha de Plata; Iceman no ha cedido, ha asumido el riesgo y finalmente ha entrado el primero a la Parabolik, obligando a El Almirante a pisar la hierba, en una maniobra tan agresiva como dudosa.

Hasta el final de carrera quedaba lo mejor.
El Hermanísimo se ha de
sdoblado de Felipe Massa, imponiendo un ritmo demencial con su Toyota, fuera de los puntos, y se ha lanzado a la caza del Ferarri número 5.
En otro sector, Botón, realizando una carrera impecable que lo situaba en tercera posición, no ha podido detener a Iceman, que lo ha adelantado ganando la plaza de podio con sus propios méritos, en pista.
Mark Webber, que estaba realizando una excelente carrera ha tenido que abandonar cuando tenía asegurada una brillante quinta posición.
Los Hermanos Zapatero se han aproximado cada vez más hasta que Ralf ha conseguido desdoblarse, consumando su loca maniobra,
en plena curva. Y antes de terminar, El Nano se ha salido de la pista, momento en el que Físico ha tenido que levantar el pie y que seguro Verdaderamente, tras él, hubiera aprovechado. Tan sospechoso como las ocasiones perdidas de Felipe Massa, especialmente a la salida del pit lane.
Michael Schumacher ha sido el primero en ver la bandera damero, seguido de cerca por el otro rayo rojo. Muy lejos, la última plaza con puntos, ha sido para Christian Klien.

Este Gran Premio ha sido un gran espectáculo. El dominio de Ferrari, idéntico al de las últimas carreras, aprieta la clasificación, con Michael Schumacher a 11 puntos de Fernando Alonso a falta de seis circuitos por visitar. Si los rayos rojos siguen mejorando y tanto Alonso como Michelin no despiertan, estamos muy cerca del octavo título de Zapatero, que nunca ha dudado de su equipo, a diferencia de la habitual actitud del piloto de Renault, que debería estar tan agradecido a Giancarlo Fisichella como lo está Schumacher con Felipe Massa.
McLaren, por su parte, ha conseguido un podio, mérito de Kimi Räikkonen, una importante dosis de ánimo para la escudería.
Si hay otro nombre destacable es Mark Webber, con una actuación soberbia, que partiendo del undécimo puesto ha rondado el podio, sufriendo finalmente un abandono bastante injusto. La cara del funesto destino de El Almirante ha sido Verdaderamente: Jarno Trulli, saliendo en la última línea, ha repetido la estrategia de Toyota, cargando combustible hasta en los bolsillos del mono, alcanzando la séptima plaza. Hay que tomar nota de cómo las escuderías más débiles están imitando a Toyota y casi todas han realizado su pit stop después de Trulli, sin tener en cuenta que su plan se apoya en el poderoso motor de en los monoplazas de Jarno y Ralf, una buena forma de cubrir las carencias del chasis.
Otro punto de interés ha sido la resurreción de Honda, con el cuarto puesto de Jenson Button y la carrera notable de Rubens Barrichello que, de no haber abandonado, hubiera mantenido una buena posición, conseguida en la clasificación. Enhorabuena una vez más a Red Bull: hoy ha tocado que Christian Klien aportara un punto al equipo, sólido por encima de las escuderías más pequeñas.
Tras la disputa del Gran Premio de Alemania los comisarios han decidido descalificar a los Midland, que han acabado últimos, por contar con un alerón flexible; ¿se atreverían a hacerlo con otros equipos de los que se sospechan piezas móviles en el chasis?.

Felicidades a Ferrari, a Botón, a Verdaderamente y, especialmente, mucho ánimo para El Almirante. Esperemos que El Nano despierte y le dé mucha más emoción a este Campeonato del Mundo.

Levamos anclas, dirección Hungría.

2 comentarios:

Alfredo dijo...

Te estas convirtiendo en el Andres Montes de este circo que es la Formula 1.

Ya sabes, HABÍA UNA VEZ, UN CIRCOOO QUE ALEGRABAA SIEMPRE EL CORAZOOOOÓN

David dijo...

¡Que crack, primo! Como se agradecen los comentarios.
No estoy a la altura del gran Andrés Montes ("¡un berberecho!"), aunque me esfuerzo bastante en mantener este yate a punto.

Sabía que lo del hispanojaponés iba a triunfar.
Do you remember?