27 abril 2008

Análisis - Montmeló 2008

La irreal segunda posición de Fernando Alonso crispaba el arranque del Gran Premio de España, aumentando la presión de todos los obligados a estar en cabeza y la emoción del previsiblemente único momento de interés de la carrera.
El evidente objetivo de McLaren y Kubica era evitar el tapón del Renault superándolo antes de acabar la primera vuelta, venciendo la ventaja de un coche menos potente pero muy ligero; en el noveno puesto Heidfeld se encontraba una situación parecida, quizá más desfavorable, con más rivales pero más débiles.
Los Ferrari partían con todo a favor.

La salida ha sido rutinaria y apenas han variado las posiciones más allá de lo previsible: Massa se ha colocado segundo, poniendo la carrera de cara para los Rayos Rojos, al convertir a El Nano en un muro, y de espaldas al espectáculo.

La maniobra más interesante ha sido la ejecutada sobre Kubica por ambos McLaren: en lugar de intentar rebasar directamente a Robert, Hamilton ha optado por pasar tras él hacia el interior, cruzándose con Kovalainen; las Flechas de Plata han bloqueado al BMW permitiendo ganar la trazada a Lewis, cuarto tras la primera curva.
El mejor arranque, en cuanto a resultados, ha sido el de Rosberg, que ha ganado cuatro plazas colocándose undécimo.

El primer incidente del Gran Premio ha tenido un protagonista que en esta temporada aciaga está condenado a no dar una sola vuelta.
Un intento de adelantamiento bastante temerario de Adrian Sutil ha terminado en choque, y el subsiguiente trompo del Force India le ha dejado cruzado en medio de la pista. Con bastante fortuna el grupo perseguidor ha conseguido esquivarle, pero para Sebastian Vettel, que se le ha encontrado en su trazada, ha resultado totalmente imposible evitar el impacto midiendo sus posbilidades a izquierda y derecha.
El espectacular accidente ha provocado la salida del Safety Car, beneficiando especialmente a los McLaren al frenar el escape de los Rayos Rojos.

Nelsinho Piquet se ha lanzado en la reanudación a ganarle la novena plaza a Trulli, pero una vez más ha dejado patente su preocupante falta de adaptación. En uno de los intentos ha salido en línea recta por una de las escapatorias quedando tras Bourdais; en su nueva posición, atacando al Toro Rosso en La Caixa ha terminado alcanzándole por detrás, dejando al Renault fuera inmediatamente y mandando a Sébastien al box.
A ellos se ha unido Anthony Davidson, dejando un balance impactante para un Gran Premio teóricamente poco exigente: cinco abandonos en ocho vueltas.

El único duelo serio hasta la primera parada lo libraban Alonso y Hamilton, aunque El Nano realmente nunca ha estado realmente amenazado por el torpe McLaren; así que el único suceso importante era la vuelta en la que Räikkönen no superaba su propia mejor marca, reduciendo su inalcanzable ritmo.
Como se esperaba, Fernando ha sido el primero en entrar, en la vuelta quince, aunque los demás no han tardado mucho en seguirle. En apenas cuatro giros, repostaban los Ferrari, y aunque todos han mantenido sus posiciones, el pit stop simultáneo de Hamilton y Kubica ha dado cierto movimiento a una carrera soporífera.

El momento más traumático de la carrera ha llegado al final del primer stint.
Heikki Kovalainen, que ya había detectado una pérdida de presión en su neumático delantero izquierdo, sufría un reventón en la rapidísima Campsa. El McLaren, sin posibilidad de variar su trayectoría, chocaba frontalmente de forma brutal y quedaba empotrado bajo las protecciones, provocando la salida inmediata del Safety Car y la asistencia médica.
No han faltado incidentes durante la complicada ayuda a Feyd-Rautha: Heidfeld, sin combustible, no ha tenido más remedio que repostar con el pit lane cerrado, asegurándose una sanción; y una vez permitida la entrada, Honda ha realizado una parada lamentable, en la que han roto el alerón delantero de Rubens Barrichello, que lo ha llevado arrastrando casi una vuelta completa.

En el reinicio Alonso se ha lanzado a por Nick Heidfled, con
un stop & go pendiente que le ha mandado a la última posición. El ritmo demostrado y el beneficio particular por la salida del Safety Car han resultado ser inútiles puesto que el motor del Renault se ha roto cuando marchaba en quinta posición.
Las circunstancias de la carrera han colocado, por otra parte, a Trulli retenido por Webber, lo que ha permitido
atacar a Nico Rosberg, tal como sucedía en menor medida con el acoso de Hamilton a Massa. Los cuatro primeros en realidad se encontraban muy cerca, aunque poco ha tardado Iceman en abrir distancias, lo que ha permitido establecer entre ellos diferencias cómodas.
La retirada de Rosberg por problemas mecánicos colocaba a Nakajima y Fisichella séptimo y octavo de este inesperadamente destructivo Gran Premio.

Precisamente Físico estrenaba el segundo pit stop, que le excluía de la zona de puntos.
Massa, antes de la parada, marcaba la vuelta rápida, con la única consecuencia de despertar a Räikkönen para que éste dejara fija la mejor marca. De nuevo el repostaje simultáneo de Hamilton y Kubica aportaba algo de interés, aunque quizá menos que el fallo en la rutina de Ferrari, que a punto ha estado de costarle la primera plaza a Iceman.

La competición ha quedado reducida a los indefinidos intentos de Heidfeld para pasar a Fisichella, una maniobra que le ha llevado un número de vueltas sorprendentemente alto, y que ha completado de forma muy
ajustada en Elf - revelando más el estado de forma de Físico que la falta de concentración de El Bueno.
Durante la pelea del BMW con el Force India, a Timo Glock se le han cruzado los cables y ha realizado un arriesgado ataque a Coulthard que, como viene siendo habitual para el piloto de Red Bull, ha terminado con su perseguidor empotrado contra el tren trasero. Glock ha quedado fuera y El Superhéroe con un neumático reventado ha tenido que entrar al box, aunque saliendo poco después para adelantar a Sato, tras recortarle dos segundos por vuelta, y evitar la última posición.

De forma testimonial Hamilton ha recortado
levemente la distancia con Massa, aunque sin opciones reales, dejando sentenciado el orden definitivo de los cuatro primeros, establecido prácticamente al principio de la carrera.
La bandera damero ha contemplado otra sencilla victoria de Räikkönen, y un reparto de puntos inédito a partir del quinto puesto: Webber, Button, Nakajima y Trulli.

Por encima de cualquier resultado del Gran Premio, una observación se revela como la principal conclusión: Montmeló es un circuito a extinguir.
El gravísimo accidente de Kovalainen ha sido una circunstancia sin más culpable, aparentemente, que la mala suerte y el lógico stress de los materiales en una curva muy rápida. Sin embargo al insuficiente escapatoria - mejor que en otras pistas, aunque esta excusa no es válida - ha podido convertir en una terrible desgracia lo que en circuitos adecuados a la competición actual, por ejemplo Sakhir, hubiera sido una salida de pista con un riesgo mínimo; puede que el Circuito del Desierto no penalice suficientemente los errores, pero personalmente hubiera preferido ver al McLaren volver al final del grupo sobre la llanta, después de un paseo por la arena, o al propio Feyd-Rautha sacando el volante, en lugar de este impacto brutal.
El desarrollo del Gran Premio, coche rojo delante de coche gris, coche gris delante de coche blanco, es una buena prueba de que estos trazados son enemigos mortales de la competición; cuando no hay presión ni emoción, y a un BMW le cuesta un esfuerzo terrible pasar a un Force India, no hay que buscar culpables entre ingenieros o pilotos.

Poco hay que decir del estado de los equipos en esta tediosa carrera: Ferrari tiene un rendimiento inalcanzable para el resto y ha marcado claramente el esquema del resto de la temporada, con Kimi en la posición en la que se encuentra más cómodo, mientras McLaren sólo parece capaz contener la perdida de terreno con BMW.
A partir de la muestra en Montmeló parece poco probable que nada cambie en cabeza en bastante tiempo, salvando algún Gran Premio, mientras Massa se mantenga sin cometer errores y a Iceman le respete su legendaria mala suerte: McLaren evoluciona a un ritmo demasiado lento y BMW parece haber tocado techo.
El Mercedes con más opciones de marchar en cabeza de esta procesión es el de Bernd Mayländer.

Lo más destacado quizá sea el anunciado salto tecnológico de Renault. El hecho de que Piquet lograra
alcanzar Q3 en clasificación despeja las dudas acerca de la aportación exclusiva de Alonso.
El Nano, antes de que su compañero demostrara una vez más - los casos de Hamilton, Rosberg y Kovalainen son excepciones que malacostumbran - qué es realmente un novato, se ha mantenido firme delante de los McLaren, cediendo las posiciones lógicas por la diferencia de carga que, por otra parte ha sorprendido a todos al no ser tan grande como se creía.
El equipo parece progresar a la misma velocidad a la que Williams se descuelga y, a pesar de los problemas de fiabilidad, se presenta como firme candidato a los puntos, en parte gracias al bache de Toyota en el Gran Premio de España.

Algunas claves curiosas de la temporada han vuelto a repetirse durante la carrera.
Una vez más Vettel no ha llegado a completar la primera vuelta, como le ha ocurrido en tres de los cuatro Grandes Premios disputados, estableciendo una marca épica con sus 39 vueltas en Sepang. Nelsinho se ha puesto nervioso y ha abandonado por un accidente que sólo se puede achacar a la presión. Al bueno de David Coulthard se le han vuelto a subir encima en un intento frustrado de adelantamiento, aunque ha podido acabar la carrera. Y Nick Heidfeld ha vuelto a realizar una buena carrera para compensar una triste sesión de clasificación.

Entre las diferencias destacan claramente los primero puntos para Button y Honda, más encontrados que ganados; aunque la carrera de Jenson ha sido impecable, los accidentes y el Safety Car le han hecho caer lentamente hacia arriba para terminar quinto.
Los dos puntos de Nakajima, sumados a los de la carrera loca de Albert Park, le hacen ascender como estrella de los Grandes Premios desquiciados, convirtiéndole en el digno sucesor de Alex Wurz.

La mejor noticia es el perfecto estado de Heikki Kovalainen, apto para participar en el próximo Gran Premio, demostrando que los pilotos de Fórmula 1 están hechos de otra materia.

Felicidades a Ferrari por una victoria tan sencilla que parece perder mérito, y a Button por mantenerse vivo en esta carrera sorprendentemente dura y conseguir tres puntos que saben a gloria a las Tortugas Ninja.
Enhorabuena especial para Fisichella, que una vez más ha vuelto a plantar cara con una chicane móvil.

Reprimenda para Piquet, que ya ha gastado prácticamente todo su crédito: puede que los novatos que le han precedido hayan dejado el listón muy alto, pero con el nuevo Renault su comportamiento debe cambiar radicalmente.

Mucho ánimo para Heikki Kovalainen, que ha asombrado con su resistencia, asegurando su presencia en el Otodrom, a mayor gloria de la genética Harkkonen.

Nos vemos en Istambul Park.

10 comentarios:

Malasombra dijo...

Vaya pestiño de carrera...
Espero que las especificaciones de 2009 mejoren un poco el tema, por que vale Montecarlo, que es un clasico, y el circuito en si, es bonito...
Pero semejante bodrio, madre mia, no lo aguanta ni dios...

A ver si en Vicisitud y Sordidez le dan un buen giro a la carrera.
(que fracaso de eleccion la mia, by the way)

Il Venturetto dijo...

David macho, ya que has puesto la foto de todo el equipo Ferrari, podrías haber elegido una en la que se viera mi amiga... :´(

Leonov dijo...

Vi el primer tercio de carrera en el aeropuerto de Skavsta, en Estocolmo. Os aseguro que me quedé alucinado de la espectación que generó entre el personal de ese pequeño aeropuerto el Gran Premio. Increíble.

Respecto de la pronta entrada de los Ferrari a los repostajes, creo que está claro, al menos a mi modo de ver, que cubrían posición. Con el tema del control de tracción, es evidente que existen más incidentes de carrera. Ello, junto con un circuito sin escapatorias de asfalto, genera una alta probabilidad de coche de seguridad, como parece que sucedió en varias ocasiones. Creo que tenían un margen de fuel que no aprovecharon porque no existía necesidad. No es la primera vez que hacen eso los Ferrari.

Sinceramente, creo que están a una distancia muy por encima de lo que Gené dice que están.

Por último, desear que el segundo finlandés dé el rendimiento que se esperaba de él a su llegada a Mclaren. Me gustaría ver a una pareja Lewis-Heikki al más alto nivel, como se merece la gran escudería que es Mclaren, a pesar de que a veces no acierte mucho con las contrataciones de ciertos pilotos.

Saludos y gracias...

David dijo...

Por partes:

Malasombra - Spanish GP = rollo. Y a ver si te dignas a escribir, hombre.

Venturetto - Me pareció curiosa, cn todos los periodistas acosando. ¿Te dice algo el concepto "orden de alejamiento"?

Leonov - Los Ferrari están mucho mejor (y creciendo), pero la diferencia en clasificación implica que su parada inmediata es genuina. ¡Sólo aquí hay poca espectación por la F1 (esperad que se retire Alonso - prove me wrong)!

Malasombra dijo...

Tienes toda la razón.
Tenia pensado que en vez de hacer crónicas, si que podía hacer al menos algún post de vez en cuando, para al menos, no acabar abandonando un blog tras otro...
Se lo debo a mis 3 lectores!!

A ver si este puente me animo.

David dijo...

¿Tres?

Il Venturetto dijo...

Orden de alejamiento les ponía yo a los papanatas que fueron a Barcelona a beber, gritar y largarse.

y, puestos a dar cera... Malasombra tiene tres lectores: tú, yo, y él mismo.
Y, como dijo un amigo nuestro: "Malasombra, el rey del abandonblog"

J. ARCE dijo...

¿Acaso insinuas en tu primer párrafo que Kovalainen le hizo el trabajo sucio a Hamilton? Esas cosas sólo pasan en Ferrari.
Hablando de Hamilton me gustaría ver los tiempos de out-lap comparados con los de Kubica. El polaco no quedaría en muy buen lugar.
¿Por qué no creamos una asociación que pida la eliminación de Montmeló y Hungría del calendario? Algún energúmeno ya me ha puesto a parir por eso.
Coincido contigo en que BMW se ha convertido en un equipo de "funcionarios"(hagan lo que hagan siempre acaban cuartos) y que Williams se hunde.
Un saludo.

Malasombra dijo...

Ventu ha dado en el blanco.
Tres, contandome a mi mismo, off course.

Bueno, este puente hare un post. Todo sea por no ser abandonblogger!

נυαиנє dijo...

Me gusta mucho tu blog y tu forma de redactar, estoy creando un blog F1, pásate por aquí www.paseoporelpaddock.blogspot.com y ayúdame a enriquecer mi blog como el tuyo. Gracias, un saludo