26 septiembre 2007

Briefing - Monte Fuji 2007

A falta de tan sólo tres Grandes Premios parece increíble que los principales aspirantes al Campeonato del Mundo mantengan sus aspiraciones.
La superioridad demostrada por Ferrari en las últimas carreras sólo contribuye a alimentar más la igualdad que domina aplastantemente la temporada al contrarrestar la ventaja de McLaren. El hecho diferencial en el Gran Premio de Japón, asumiendo que salvo catástrofe el título se decidirá en Interlagos, es la posible caída de Felipe Massa de entre los candidatos, un suceso que paradójicamente podría potenciar las opciones de Ferrari.
A pesar de que las Flechas de Plata sólo dependen de si mismas, están obligadas a mantener el compromiso de igualdad con sus pilotos en previsión de incidentes individuales; el eventual descarte de Felipe multiplicaría el apoyo a Räikkönen, convertido en el centro del equipo y único beneficiario de la estrategia.
A pesar de las especulaciones si McLaren mantiene su fiabilidad en el Monte Fuji estará mucho más cerca
de la lucha cainita en el último Gran Premio.

La escudería más presionada será Toyota, más que por sus malos resultados por encontrarse en un circuito de su propiedad en el que podría ser especialmente importante para la estructura del equipo una nueva humillación por parte del Williams de Nico Rosberg. Aunque el duelo importante, también entre equipo oficial y privado, será el que enfrente a Mark Webber, que demostró su habilidad gracias al ténico Spa-Francorchamps, y Heikki Kovalainen, aliviado de los problemas de estabilidad del Renault; la lucha tecnológica con Red Bull a lo largo del fin de semana se preveé apasionante.
Tras su exhibición ante Button el relanzado Takuma Sato destaca entre los focos más interesantes del Gran Premio de Japón, dónde estará especialmente motivado, así como Adrian Sutil, que ha empezado a brillar con intensidad en la zona baja.

Fuji Speedway es el gran desconocido de la temporada, a pesar de no ser nuevo en el Gran Circo.
El Gran Premio de Japón fue albergado en dos ocasiones en el Monte Fuji, 1976 y 1977, año en el que un accidente de Gilles Villeneuve causó dos muertos; este hecho provocó la migración a Suzuka, una pista, por increíble que parezca, considerada más segura. Es evidente que los datos, aún existiendo, son inútiles para los ingenieros ya que los monoplazas tienen poco que ver con los de James Hunt y Niki Lauda, sin contar los cambios en el circuito, entre los que destacan las últimas reformas de Hermann Tilke.
Originalmente se planteó como un óvalo similar a Indianápolis, aunque problemas de presupuesto terminaron dando el trazado actual, en el que reside la herencia de la idea original convertida en la seña de identidad del circuito.
La principal característica de Monte Fuji es su recta principal, de 1,5 kilómetros, con una aguja al final que puede ser el escenario de un gran espectáculo.

El set up va a medir la capacidad real de los ingenieros, que contarán sólo con información de simuladores sin un sólo dato de una carrera completa en treinta años. Las diferencias de rendimiento pueden ser espectaculares e incluso dar la vuelta al orden habitual entre los equipos: el ritmo puede llegar a ser más determinante para los resultados finales que la fiabilidad. La única ventaja que se usará como punto de partida es la autoría de la reforma definitiva, que implica que Monte Fuji cuente con algunas características del clásico diseño Tilke.
La ausencia de curvas rápidas y la necesidad de aprovechar al máximo la recta principal permiten algunas conclusiones sobre la configuración: la carga aerodinámica será intermedia tendiendo a baja y los neumáticos, previsiblemente, no sufrirán especialmente.
En cuanto a suspensiones, repartos de peso, maniobrabillidad es imposible establecer los datos sin pruebas, y el agarre se convertirá en un factor importante dado que no se conocen las cualidades del asfalto.
El punto crítico, la primera curva y su terrible frenada no sólo brindará las mejores oportunidades de adelantamiento, sino que será con seguridad la zona más peligrosa como el reto más importante para la maniobrabilidad de los coches.

Observar se ha convertido en la palabra clave en Monte Fuji.

La niebla ha ocultado la pista mojada antes de la clasificación, augurando dos posibles vías poco frecuentes para su resolución: un lioso movimiento de horas y oportunidades para su disputa en las mejores condiciones o la potenciación de las extrañas circunstacias que rodean a este circuito, dando una sesión llena de sorpresas.
Sebastian Vettel ha marcado el camino de esta bifurcación como el héroe de la jornada.

La primera ronda ha estado dominada por la precaución; bien pronto todos los coches se han echado a la pista a tantear los misterios del circuito con la complicación del agua, rodando diez segundos más lentos que la media.
Vettel ha inaugurado su intervención estelar llamando la atención con un trompo, que no le ha impedido conseguir el tiempo de paso con facilidad. Webber intentaba robarle protagonismo con un adelantamiento innecesario
a Sato en la chicane Dunlop; vueltas más tarde Ralf Schumacher intentó repetir la imprudente acción con Sakon Yamamoto con el resultado lógico: el Toyota destrozado, subido sobre la rueda del Spyker, a pesar de haber pasado el corte.
Los problemas de los Renault cada vez eran más evidentes y mantenían a ambos pilotos en la zona de eliminación a pocos minutos del final acompañados de Heidfeld. La recuperación de los tres, algo apurada en el caso de Kovalainen, ha supuesto la caída de Wurz.

La segunda sesión ha confirmado el poder de McLaren, con un dominio que estaba previsto y que se ha visto beneficiado por las capacidades de sus pilotos en mojado. El ritmo de Button ha sido bastante más inesperado, en contraste con eliminación de Barrichello en la tanda previa: el Honda ha alcanzado la sexta posición con una solvencia incontestable, que sólo provoca dudas sobre quién perdería su pase.
En el límite se asentaba Vettel, que parecía esperar que uno de los coches más potentes, habituales en Q3, sacase su Toro Rosso de la ronda final.
Para Renault la exigencia ha sido excesiva y han caído ambos con un especialmente reprobable mal
tiempo de Kovalainen; la otra debacle, la de Toyota, la confirmaba la eliminación de Jarno Trulli.
Estos hechos han desembocado en un reparto insólito en la lucha por la pole.

La locura se ha desatado en Monte Fuji durante la última ronda.
Fernando Alonso se lanzaba a por todas desde el primer instante con uno de esos injustificados adelantamientos sobre Vettel, que ha evitado en todo momento el décimo puesto al que parecía abocado. La pelea de Button con Rosberg y Webber, que en otras circunstancias lo hubiera convertido en el hombre a seguir, perdía algo de interés por la sorpresa del Toro Rosso y la emoción en cabeza. Kubica se desplomaba hasta la décima posición, y Rosberg ocupaba su lugar seguido de cerca por la Tortuga Ninja de Botón.
Los Ferrari parecían haber recortado distancias con McLaren y se colocaban tras el líder provisional, Alonso. Por eso ha sido un golpe especialmente duro la última vuelta, la última oportunidad de Hamilton, que muy osado se ha lanzado a por todas, sobre los bordes de la calzada y con el tiempo cumplido y por la mínima ha conseguido la pole ascendiendo desde el cuarto puesto y mandando, en consecuencia, a los
Rayos Rojos a la segunda línea.

La previsión, con las altas probabilidades de una carrera sobre mojado, es una victoria para McLaren
que se decidirá entre el control magistral en agua de Fernando Alonso y la suerte del campeón que acompaña a Lewis Hamilton en las carreras más desquiciadas. La eliminación de Massa se da por hecho si se mantienen estas condiciones, y a no ser por una improbable estrategia, este circuito con necesidades aerodinámicas pobres es un regalo para las Flechas de Plata.
En cuanto al espectáculo es probable que exista en todas las líneas porque se espera una carrera loca sin necesidad de lluvia: sin las distancias bien medidas la primera curva se puede convertir en un desguace y la chicane Dunlop puede acabar con muchos pilotos confiados inventando nuevas trazadas.
Robert Kubica puede plantar bastante guerra teniendo por delante a Vettel, que seguramente tenga que exhibir su talento a la defensiva, mientras que el cambio de motor obliga a Rosberg a remontar (un problema que ha evitado que algún responsable de Toyota lo mande matar).

En general, a partir del sexto puesto de Mark Webber todo es posible e impredecible, desde una recuperación milagrosa de Feyd-Rautha hasta un lento desinflar de Botón.
Aunque sin duda gran parte de la atención recaerá sobre Sebastian Vettel, junto a Button y el sancionado Rosberg, las circunstancias desquiciadas de este Gran Premio son de las que el oportunista Alex Wurz suele sacar el máximo provecho.

No pierdas de vista a Fernando Alonso, el final de recta, a Nico Rosberg y la lluvia.

16 comentarios:

Il Venturetto dijo...

¡Un día más sin F1 y me hubiera dedicado a ver el gran hermano! (bueno, no)

Fuji mola.

Sale en el Gran Turismo 4 (de hecho salen varios trazados, incluyendo el que van a correr), y la parte final es muy jodida. Curvas ciegas, en cuestas muy pronunciadas, lentas, donde si te pasas un poco dejas unos huecos de flipar, y en las que si sales demasiado lento pones en bandeja al que viene detrás que te adelante en la recta.

Claro que eso es con un videojuego y coches deportivos, no con F1 modernos donde es más difícil arrimarte al de delante que a una tía buena en una la entrega de los oscars.

En los últimos 2 años que llevo jugando no he conseguido pillarle el sitio al final de recta, pero estos hijos de puta lo van a hacer pasando 3 veces. La primera curva también es en bajada, con doble vértice, pero no es demasiado jodida.

¡Menudo madrugón nos espera!

Malasombra dijo...

Me ha molado la referencia a los 3 lectores... XD
Mas bien será los 3 comentadores.

Veo que al final te has atrevido con el previo de Fuji, pero he de decir que como he leído en algunos foros, te pondrías a tirar de PS2 y Gran Turismo 4.
Hasta Kimi lo reconoce, aunque dice que el pasa...

Desde luego, nos quedan 3 carreras apasionantes, con 3 pilotos jugandose el mundial (me imagino que al pobre Massa lo pondrán de escudero siempre que Kimi no se ponga a romper el Ferrari) y con el morbo incluido del duelo fratricida de Alfonso y Jaimito, con posible juego sucio incluido.

En el tema de rumores, dicen que el abuelito del sueter y Masilla podrian acabar ambos en Toyota.

Il Venturetto dijo...

A Massa le han preguntado si hay alguna posibilidad de que el año que viene no esté en Ferrari y ha dicho que no.

Como le caiga Alfonso por delante, Jaimito va a ir a por todas en la primera curva.

Por cierto, el cachondo del Kimi ha dicho que no ha jugado nunca con una PS2, ni con el simulador, ni leches... ¿y hace el mejor tiempo el primer día? No se lo cree ni él

David dijo...

No es un Briefing completo, porque no hay ni información de los reglajes ni historia (es bastante más fácil dedicarle una entrada a Hungaroring).

Mis queridos comentaristas: siempre me ha llamado la atención tener más de 90 visitas durante un Gran Premio y que no crezca la participación (aunque esto no es un foro, claro).

Il Venturetto dijo...

¡90 visitas! ¡oh!

Yo suelo tener entre una y ninguna

xDDDD

Malasombra dijo...

Hombre, Ventu...
De momento, ni Dios raja nada. Unos por que no pueden, y otros por que no deben.
Me imagino que Massa preferirá quedarse en Ferrari, pero pienso que el muchacho se habrá cubierto las espaldas por si Alfonso acaba en Ferrari.
Como Alfonso y Hamilton acaben fuera en un choque (ambos o solo uno) se va a montar el pollo del cristo, así que les conviene ir agresivos, pero con calma. Que con un abandono mutuo favorece a Jaimito, pero se les echaría encima Kimito.

Mi comentario de lo de la PS2 y Kimi venia a colación de esas declaraciones. El tipo dice que ni simulador ni play...

Y Jaimito dice que tampoco. Que el que juega a la Play es su hermano.

David: Por eso pensé que a lo mejor tirabas de Gran Turismo y PS2. Es información algo chorra, pero bueno, alguna impresión si se saca.
En el foro ese de Marca que leo, decían que el neumático delantero izquierdo sufría mucho.
Pero vamos, que es hablar por hablar.

Suele pasar, no se cual será el porcentaje, pero yo creo que en un blog solo comenta un 10% de los visitantes mas o menos habituales.
Al menos a mi me pasa.

Malasombra dijo...

Yo no tengo ni contador de visitas...
Total, ya se que tengo solo 3 visitas por gran premio... XD

Claro que evidentemente, con el ritmo de actualización, y la porquería de contenidos, como para que se pase alguien...
Se moriría de ascazo...

Il Venturetto dijo...

Yo antes escribía cosas cachondas, y no entraba nadie. Ahora no escribo, y todo el que entra lo hace buscando en google "perros follándose a sus dueños" (y ahora David va a tener 200 visitas por cada GP).

Por cierto, Jaimito está desatado: http://www.formula1.com/results/season/2007/784/6448/

Il Venturetto dijo...

Yo comento en un 2% de los blogs que visito (los 2 vuestros).

Malasombra dijo...

Si, hablamos mucho del bocazas de Alfonso, pero Jaimito tiene también un piquito de oro...

http://tinyurl.com/2t6sp7

Respecto a comentar, salvo alguno esporádico en RBBE, lo mismo. Solo 2 blogs... XD

Leonov dijo...

Unos días fuera de la Federación Española y ya habéis llenado esto de comentarios....

He estado haciendo cuentas con los tiempos de las calificatorias y, bajo mi punto de vista, los Mclaren son más veloces aquí. Además, por las diferencias entre la Q3 y la Q2, diría que Kimi va más descargado que el resto ya que su tiempo no ha subido mucho respecto de la tanda anterior y sí el de los demás pilotos.

Ya veremos.

Lo tienen difícil Kimi para ganar. O sale un coche de seguridad o algo así o Mclaren sentencia. Claro que prefiero que gane Hamilton a que gane uno que yo me se.

Saludos a todos...

David dijo...

En serio, cada vez me parece más interesante lo que ocurre del sexto puesto para atrás.

Il Venturetto dijo...

"No pierdas de vista a Fernando Alonso, el final de recta, a Nico Rosberg y la lluvia"

Si hubieras añadido a Vettel hoy te hubieras llevado un 10.

Aunque creo que en vez del 9 te vamos a dar un 8 y medio, porque no se sabe si hay que vigilar a Alonso porque se iba a piñar o porque iba a correr de la leche.

Muy correcto todo, de cualquier manera, aunque Wurz también la ha cagado.

Um... como siga revisando al final te quedas en un notable xDDD

Il Venturetto dijo...

Te vamos a subir un punto en la revisión por acordarte de Adrian Sutil.

Claro que los mentas a todos, pero... hoy estoy magnánimo.

Leonov dijo...

Lo de "no pierdas de vista a Alonso" me suena a horóscopo. Lo digo, más que nada, porque este fulano siempre está abriendo la boca más de la cuenta, como es el caso de la frase que ha dicho al final y que no tiene desperdicio:

"me pagan igual".

Si señor, todo un sujeto impresentable.

Il Venturetto dijo...

Me ha recordado al GP de Mónaco del 2004, cuando se toñó en el túnel por culpa de Ralf Schumacher y salió diciendo que él era un pobre desgraciado hijo de un minero de Asturias que se había ganado el asiento con su esfuerzo.

Con lo del "me pagan igual" ya se ve el respeto que tiene a los que le pagan.