27 agosto 2007

Análisis - Istanbul Park 2007

La estrategia parecía la palabra clave en el Gran Premio de Turquía, especialmente en cuanto al ritmo extrañamente bajo de Fernando Alonso en la clasificación. El planteamiento que se intuía para McLaren, con mayor carga aerodinámica y combustible, invitaba a pensar en cierta pereza de los coches en la salida, compensada a lo largo de la carrera con una marcha más firme y constante; la salida, por tanto, se convertía en la oportunidad perfecta para BMW siempre que su táctica fuera distinta, un caso en el que las posibilidades se extenderían hasta Kovalainen y Rosberg.

Los BMW han arrancado como relámpagos y Kubica adelantaba a Alonso como Kimi Räikkönen a su compañero Lewis Hamilton, que gracias al obstáculo del Ferrari se ha salvado del empuje de Robert. En la Curva 2, por el interior al que había sido desplazado, Nick Heidfeld rebasaba a El Nano, desatando la euforia ante una probable batalla con McLaren de igual a igual. El primer incidente tenía como víctima a Jarno Trulli, que veía como se desperdiciaba su magnífico trabajo en clasificación, al ser golpeado por Fisichella, empujado a su vez por los Toro Rosso, al final de recta. Beneficiados por el incidente los Red Bull y, cómo no, Alex Wurz, lideraban la caravana.

Entre los líderes y el grupo, Kovalainen y Rosberg afianzaban su posición en las primeras vueltas, haciendo su carrera en una zona de relativa calma, merecidamente ganada con la defensa de su plaza en una salida bastante complicada. Muy pronto Alonso conseguía pegarse a Heidfeld, aunque mostrando serios problemas de agarre que confirmaba un set up equivocado de McLaren, tal cómo había indicado la velocidad punta en la jornada anterior.

El espectáculo se llamó Jarno Trulli a partir del momento en que fue obligado precipitadamente a remontar con un coche planteado para puntuar: su primera víctima, en un alarde en la Curva 2, fue Sebastian Vettel en el inicio de una serie de brillantes movimientos. Al contrario, en su línea, Wurz aprovechaba los problemas de Webber para ganar una posición valiéndose de una cualidad necesaria en la Fórmula 1 que él derrocha: suerte. Un problema hidraúlico mandaba directamente al box a El Almirante, acabando con su fenomenal perspectiva, como indicaba el excelente rendimiento de David Coulthard. La Curva 9 añadía atractivo a la actuación de Verdaderamente, que adelantaba a Button apurando la trazada, para perder la posición debido a la falta de grip.

Los intentos de Fernando alonso se volvían más serios hasta un ataque decisivo en la Curva 12, a expensas de un error de Heidfeld, del que El Bueno se defendió como pudo. Fue el momento del primer repostaje, de Kubica, que se revelaba como una táctica defensiva que resultaría precipitada; a partir de ese momento El Nano simplemente se quedó a la espectativa de un fallo de El Bueno, evitando situaciones arriesgadas en vista de la inminencia del pit stop de BMW.
La ronda de paradas se saldó con el esperado cambio de posición de Alonso y Heidfeld, y un pequeño tapón de Kovalainen sobre Massa, que parecía lo único capaz de frenar a los imparables Rayos Rojos; a pesar del aparente benficio para Hamilton de cara a recortar distancias, en ningún momento sufrieron los Ferrrari la más mínima inquietud.
El pit stop de Feyd-Rautha era la prueba definitiva del error de BMW, con la posición ganada por el Renault a Robert Kubica.

Jarno Trulli seguía viéndoselas con Jenson Button, que se defendía cómo podía de los ataques del Toyota, incluso de formas dudosamente reglamentarias como su marcha por el centro de la Curva 9; la animación de la carrera, en las últimas posiciones, también venía de la entrada al box y posterior regreso de Adrian Sutil, por problemas con la presión del combustible, lo que finalmente le obligaría a abandonar. Ralf Schumacher empezaba a acosar a Coulthard, con poca lógica debido a la proximidad de su única parada a media carrera, de lo que tomaba ejemplo Räikkönen, con más mordiente dado que la presión sobre su compañero ganaba potencia con el avance de la carrera. Al duelo entre los Ferrari, muy atractivo por las posibles consecuencias en el equipo, se unía la caza de Robert Kubica a Kovalainen, que permitía con su bajo ritmo el acercamiento de Rosberg; aunque de nuevo el BMW era obligado a entrar antes que los demás, fruto de una estrategia desquiciada. La situación no era tan buena para Massa, perseguido por la clara superioridad de Iceman, que empezaba a tomarle la medida. Para atajar conflictos El Mago del Suspense decantó la victoria hacia el líder actual decretando el pit stop de Räikkönen, una acción que dejó sentenciado el triunfo para alivio de Felipe Massa.

Cuando, al menos en los primeros puestos, el Gran Premio parecía terminado a falta de unas vueltas de cortesía, con veinte segundos de ventaja de los Rayos Rojos, llegó el incidente más inesperado de la carrera: el reventón del neumático delantero derecho de Lewis Hamilton, víctima de la presión de la Curva 8, un detalle que justificaría un poco la decisión de los ingenieros de usar una carga aerodinámica menor.
Este contratiempo, sin embargo, revela cómo brilla la fortuna de Hamilton hasta en los malos momentos puesto que el McLaren fue capaz de alcanzar el pit lane, dónde se encontraba Alonso, que esta vez salió a tiempo, en la vuelta prevista para su repostaje sin llegar más que a deformar el alerón delantero debido a los fuertes golpes de la goma, que facilmente podrían haberlo partido. Un abandono casi seguro se compensaba con la pérdida de dos posiciones.

El único que parece haber trabajado en este Gran Premio, Jarno Trulli, continuaba con su laboriosa remontada, alcanzando a su compañero y rebasándolo tras la Curva 12 tomada por ambos a la vez, en paralelo. Tras su pit stop, de nuevo a seguir peleando sin descanso, aunque la nueva pasada, sobre Barrichello, resultaba algo más sencilla.
Con las posiciones definidas, y la plaza de podio encontrada por Fernando Alonso, sólo Kubica, con un coche más potente, y Kovalainen inquietaban a sus rivales, Rosberg y Hamilton, que sufría las consecuencias de su accidente.
La bandera damero concedía a Massa una victoria que sólo puede discutirse por las ordenes de Jean Todt, y premiaba la progresión a lo largo de la temporada de los jóvenes Rosberg y Kovalainen con los puestos séptimo y sexto.

La principal conclusión, partiendo de lo observado en los últimos Grandes Premios, es que Ferrari ha construído un coche inalcanzable, aunque seguramente ya es demasiado tarde para alcanzar a McLaren, que únicamente depende de su fiabilidad, y las Flechas de Plata se han mostrado en Istanbul Park casi indestructibles. En cuanto al líder, sigue sin estar claro en ambas escuderías: a Massa y Hamilton les avalan los resultados, aunque Räikkönen y Alonso transmiten más seguridad y capacidad: en adelante las determinantes decisiones de los equipos tendrán argumentos más complejos y en muchos casos serán apuestas sobre la posible actuación de los pilotos en un Gran Premio concreto.

Es destacable la terrible estrategia de BMW, que ha hundido a Kubica; al contrario de lo ocurrido, poco habitual en Renault esta temporada, con su rival, Heikki Kovalainen, que sigue dejando en evidencia a Fisichella.
Como en el equipo Renault, en Toyota y Williams las diferencias entre compañeros son cada vez mayores debido a las dudosas cualidades de Ralf Schumacher, experiencia que parece incapaz de aplicar, y Alex Wurz, oportunismo feroz.
Un pequeño apunte sobre la falta de adaptación de Sebastian Vettel al Toro Rosso, incapaz de acercarse al espoleado Liuzzi; aún es pronto para evaluar el rendimiento real del novato, debido al gran salto tecnológico desde un monoplaza que conoce profundamente.

Enhorabuena a Ferrari, por su fantástico trabajo, y a Fernando Alonso por su golpe de suerte. Felicitaciones también para Kovalainen y Rosberg, una vez más, por mantenerse en el camino de un brillante futuro.

Un enorme agradecimiento para Jarno Trulli, por intentar acabar con el tedio dominante en Istanbul Park.

Destino Monza.

16 comentarios:

Leonov dijo...

Hola a todos.

Tengo que decir, David, que ha sido un placer leer tu análisi del Gran Premio. No solamente por tu visual forma de escribir sino también por tener en cuenta a esos que compiten en la zona media de la parrila, incluso, en la zona posterior.

A mí, como aficionado que poco entiende, me gusta más empezar por el principio. Y es que la carrera, además de aburrida, fue extraña en lo que a las estrategias se refiere. En efecto, también yo me sorprendí mucho cuando se desvelaron las estrategias de Räikkönen y de Alonso. No iban más cargados que el resto.

Empezando por Massa, poco que decir. Una carrera sólida, fácil más bien, conduciendo el coche de principio a fin con no más presión que la de Kimi durante una vuelta antes del segundo repostaje, creo recordar. Y es que es verdaderamente lamentable que estés trabajando durante treinta o cuarenta vueltas para acercarte al que te precede e intentar adelantarlo para que, después, venga un doblado y te eche por tierra ese trabajo, como le sucedió a Kimi con un Spyker.

Como dijo Dennis el año pasado: "...habría que hacer algo con los doblados...".

Por cierto, que advertí ciertos problemas al montar el primer juego de neumáticos en su coche ya que no era capaz de acercarse a Massa. Problemas que él mismo confirmaría después.

Kimi pagó la mala calificatoria de ayer, para sorpresa de todos porque dos décimas es mucho tiempo como para pensar que fueron errores. Habría que decir pues que los errores los cometió el Realizador.

Sí que me gustaría destacar algo de este hombre: su honestidad, tanto dentro como fuera de las pistas. Sus salidas siempre son limpias, nítidas, a lo recto. Hamilton siempre anda cruzándose pero Kimi siempre sale recto, nunca intentando taponar a nadie. Además, una vez salió a pista tras el segundo repostaje, con las vueltas bajadas, renunció a luchar por la victoria. Cierto que su vuelta rápida es un tanto engañosa por haberse hecho con baja carga y con su compañero en 1.000 vueltas menos (como él el resto de vueltas) pero me gustó el comentario de Pedro al respecto.

Y fuera de las pistas, no escuchará nadie comentarios fuera de tono de Kimi hacia nadie. Ahí va todo un señor, al estilo de los filandeses, gente humilde, sencilla y honorable.

Igualito que Alonsito...

Lo que realmente me sorprendió es que la distancia del Mclaren con los Ferrari no pareció ser tan abultada como cabría esperar. No al menos teniendo en cuenta los tres segundos por bajo en los que vino moviéndose Hamilton antes y después de la primera parada. Claro que en este tipo de monótonas carreras, comparar tiempos cuando las vueltas ya se bajan veinte giros antes de llegar a meta es un tanto escabroso, pero al principio, la superioridad no era apabullante.

Aunque bien es cierto que, como tú has comentado, parece que el agarre de los Mclaren era superior, a juzgar por los tiempos del segundo sector de Alonsito y de Hamilton. Por lo visto, la retirada de los "cuernos" aerodinámicos atiende a una mejora en el agarre del tren delantero del vehículo. Gran pregunta, por cierto, del mameluco de Serrano a Pedro: "¿echáis de menos los "cuernos"?, a lo que Pedro responde: "si, claro... Pero, ¿cómo los vamos a echar de menos, ¡hombre!, si los hemos quitado"?.

Sin comentarios.

Con todo, y pensando más con el corazón que con la cabeza, me quedo con el 27,3 de Kimi en la antepenúltima vuelta sobre el 27,9 de Massa y Hamilton. "Aquí estoy yo", fue el lema de Räkkä.

Siguiendo un poco con el resto de equipos, vimos a un Kubica con "poco fuel", en todos los sentidos de la expresión. Además de una estrategia claramente favoritista hacia los Ferrari, vimos a un nóvel piloto incapaz de aguantar la presión de ni más ni menos que Rosberg y su Williams Toyota, un coche técnicamente inferior al "Sauber". Ahí queda eso. La táctica de BMW me recordó mucho a la "primera posición" (odio utilizar anglicismos) de Kimi en el G.P. de Europa del año pasado, a sabiendas de que un podium era algo muy difícil.

Renault hizo una carrera desigual por el incidente de la primera curva. No obstante, me gustó Kovalainen como no me había gustado antes. Todavía me acuerdo de la cara que puse cuando ví tu anuncio de "atentos a Kovalainen" en tu análisis previo.

Definitivamente, lo de Honda es un problema incomprensible. Y la renovación de Barrichello me suena a una temporada más trabajando para recuperar la dirección correcta en lugar de para sacar resultados. Es triste verlos luchando por posiciones con los Aguri. ¿Se imagina alguien a tres escuderías luchando por el título?

Por último, destacar una vez más la mala impresión que me da Mclaren como equipo. La diferencia entre Ferrari y Mclaren queda palpable en la foto de Todt con sus dos pilotos y su equipo arropándolos: una lección de cómo se crea un grupo de trabajo unido, algo que al parecer no hay en Mclaren.

David dijo...

Creo que me explico mal, porque pienso que los McLaren tenían menos grip, lo que explica su velocidad punta y su falta de ritmo.

Por otra parte el monolito de Ferrari me aburre, esas sonrisas, ese jersey ... las broncas de McLaren ayudan al espectáculo y a la competición, como demostraron Prost y Senna.

Leonov dijo...

Pero el segundo sector incluye la curva 8 en la que hace falta bastante carga, aunque también coge el primer tramo de recta.

Claro que pensando en la velocidad punta, hay dos tramos rectos que pueden ser la causa de los mejores tiempos de los Mclaren en el segundo sector. Además, de otra forma no se puede explicar lo de la velocidad punta así que tal vez tengas razón.

Estamos vivos todavía...

Malasombra dijo...

Mira que meterte con el jersey de Todt... Toda una institucion de la F1... XD

Solo le falta al agüelo traerse una mesa camilla de esas con brasero debajo.

Me imagino que la situacion en Ferrari no debe ser tan idilica. Y menos con el Kimi de final de temporada que es mucho mas rapido que Massa. Pienso que el finlandes debio rabiar de lo lindo cuando le toco entrar antes que Massa a boxes en la ultima parada. De no ser asi, se habria lijado al brasileño sin problemas.
Lo que pasa es que en Ferrari tienen un jefe de filas menos pusilanime y menos implicado con uno de los pilotos que Ron Dennis.

Leonov dijo...

Yo creo que Dennis se implica igual con uno que con otro.

Mi opinión sobre la situación que vive el equipo Mclaren y, obviamente, es sólo eso, mi opinión; es que Ron Dennis "autogenera" unas expectativas muy altas en, por y para su equipo desde antes de comenzar la temporada.

Todas esas presentaciones espectaculares con fuegos artificiales incluidos, al estilo el más puro Hollywood, convocando a los medios de comunicación de medio mundo; o fabricar bólidos de hielo o cascos y volantes de diamantes; todo eso están
muy bien de cara a cumplir con los patrocinadores. Si durante la temporada los resultados acompañan, todo va como la seda. Pero si las cosas no funcionan bien, la misma prensa se encarga de apretar las clavijas y poner a Mclaren en la picota de la información tergiversada y manipulada para sacar el máximo provecho. Y eso genera presión. Y la presión es un factor que juega en contra de cualquiera. No hay más que echar un vistazo a la forma en que salió Newey de Mclaren poco tiempo atrás.

Los italiandos, siendo latinos como son, son menos exhibicionistas en estos menesteres, creo yo. Nada que ver la mentalidad de inicio de la temporada de Ferrari con la de Mclaren. No hay más que comparar la presentación de Mclaren con la que hizo Ferrari a comienzos de la temporada: un fotógrafo del equipo que hizo fotos al coche a puerta cerrada y las enviaron a los medios de comunicación, en la más absoluta humildad. Y eso que partían con mejor coche.

Supongo que Todt ha sabido imprimir una mentalidad de grupo de trabajo, de calma y de cohesión más versátil que la que el refinado y distinguido estilo inglés de Ron Dennis ha impreso a los suyos.

Como dijo el Grandísimo Mika al concluir su carrera deportiva, "...han trabajado mejor que nosotros".

Mi humilde experiencia de aficionado a la F1 me dice que Mclaren, con el tiempo, se ha convertido en una gran empresa pero no en un gran equipo, mientras que Ferrari es ambas cosas.

Y los resultados avalan mi teoría.

Malasombra dijo...

Hombre, yo no creo que la situacion sea tan bonita e idilica.
Pero desde luego, la dinamica que creo el Kaiser durante su estancia en el equipo, les favorece. Y seguro que Ferrari es mas "equipo" que McLauren (aunque eso es facil)

Pero al igual que los McLatas, no tienen un piloto numero 1 claro (gracias al flojo inicio de temporada de Kimi) y eso tambien generara problemas.
Aunque tampoco tienen pilotos con el caracter de Alfonso y Hamilton, increiblemente ambiciosos, ya que el propio Kimi es un poco pachorra, y Massa sabe que es un segundon en el mejor equipo del mundo.

Respecto a la pompa de Mclauren, pues se entiende en que son un equipo ingles en un deporte ingles, y ademas, este exito, en cierto modo inesperado, les convierte en unos nuevos ricos...

David dijo...

Ferrari vivía en el Kaiserreich, que como toda buena dictadura ha dejado calma tensa que se convertirá en desorden y corrupción.

Prefiero el estilo de Dennis "allá ca' uno", que la aburrida manga de hierro del jersey.

Leonov dijo...

Hombre, lo de desorden y corrupción lo veo un tanto "catatónico", diría yo.

Deportivamente hablando, Kimi y Alonso están al mismo nivel.

En el plano personal, esto es, en las maneras de cada uno frente a la prensa, Kimi es todo un señor, un auténtico profesional de cómo no liarla ni lanzar piedras ni dardos envenenados contra su equipo y eso, a buen seguro, lo echará de menos Dennis. Además, Alonso podría haber puesto punto y final a la crisis apoyando a su equipo y conformándose con su trabajo en él, al menos frente a la prensa. Y no precisamente ha navegado en esa dirección.

La humildad es patrimonio de los finlandeses, no de los latinos. Y creo recordar que Kimi Räikkönen comenzó la temporada exactamente igual a cómo lo hizo Alonso, con mayores cargas de combustible y con un piloto muy competitivo a su lado. ¿Por qué en Ferrari las cosas funcionan bien a nivel interno y no así en Mclaren?

No recuerdo a Kimi haberse lanzado contra su equipo nunca. ¿O si...?

Malasombra dijo...

Estoy de acuerdo con David. A ver cuanto dura el efecto del Kaiserreich. Como bien apunta Leonov, es un equipo latino y catolico, asi que aquello se convertira en una casaputas a poco que lo remedie alguien... Ya que asi es como se lo encontro el Kaiser a su llegada a Ferrari.
Ya que ni Kimi, ni Massa creo que tengan el caracter de seguir la senda de Michael.

Respecto a la humildad de Kimi, no se... no estoy tan seguro. A mi me da que mas que humildad, es pasotismo. Siempre se le ha echado en cara su falta de profesionalidad, y es conocido por todos que prefiere pasarselo bien a entrenar (un motivo mas para admirarle!), no como Schumi, que vivia entregado a este deporte.

De todas maneras, simplemente, creo que no es oro todo lo que reluce, y si los lios de Ferrari no trascienden, es por una mayor disciplina de equipo, y por que desde luego, no dan tanto juego como Alfonso, que es bastante bocazas, y Hamilton, que es el rey de la prensa rosa.

Viva Sato!

Leonov dijo...

Con los adjetivos hacia Alonso, plenamente conforme. Con lo de Hamilton, no sabía que se dedicara a vender exclusivas a la prensa rosa. Recuerda que por tomar una copa con la hija de uno de los propietarios de la escudería los mamelucos de Telecinco ya lanzaron las campanas al vuelo diciendo que si tenía un romance o no se qué.

Yo creo que no cuesta tanto reconocer que Hamilton es un piloto tan rápido como Alonso, al menos así ha sido hasta ahora.

Quien se encontró un equipo de segunda fila fue Todt, no Schumacher, que para eso ya era un ganador y un profesional mucho antes de llegar a la F1.

Por último, ese comentario de que Kimi prefiere divertirse a competir me da la impresión de que no camina en la buena dirección. Conozco Finlandia. He estado allí y tengo colegas finlandeses y todos los finlandeses son así. Cuando beben, beben hasta el límite. Utilizan el alcohol para librarse de su carácter introvertido. No hay más que echar un vistazo a la tasa de suicidios (37 por 100.000 y año), tres veces mayor que la media de la Unión Europea. Y Kimi es finlandés y, supongo, sus amigos serán finlandeses. Además, basta con que cojan un día a Beckam con un cubata en la mano para que lo traten de borracho y treinta y tres.

Además, lo de divertirse en su tiempo libre como le venga en gana no es incompatible con ninguna otra actividad.

Considero que habría que ceñirse al plano deportivo y no al privado pues ese es asunto rotundamente desconocido para todos los aficionados y, por ende, infundadamente especulativo.

Saludos.

Il Venturetto dijo...

Hola Leonov, da gusto verte por aquí aportando tanto a los ya de por sí estupendos comentarios de David.

Respecto a lo del carácter de Kimi, no sé si leiste en la F1 Racing (creo que de hace un par de meses) las mejores declaraciones de Raikkonen; en una decía algo así como "En Finlandia sólo se pueden hacer dos cosas: pescar y follar, y en invierno hay poca pesca".

Por cierto, ¡hay que ver la de comentarios que está dando la carrera! xDDD

Un saludo

David dijo...

Lo de estupendos lo dices por esa acertada observación acerca de la diversión de Istanbul Park.

Lo cierto es que el que acabó con la hora del bocadillo en Ferrari fue Todt (esto ocurrió literalmente).
En cuanto a Kimi, me quedo con el comentario de Telecinco Sport: es un piloto de bajas revoluciones, pasa por la vida haciendo lo mínimo.

Leonov dijo...

Desconocía esas declaraciones.

En general, a los jóvenes finlandeses les gusta de su país todo menos vivir allí, al menos en su juventud. Supongo que esa respuesta de Kimi vendría precedida de alguna pregunta del tipo: ¿por qué no resides en tu país?

Menudo follón se montó hace ya algunos años cuando saltó a la prensa que Häkkinen no tenía propiedades en el país para no pagar impuestos. No recuerdo si fue porque lo cogió el rádar a ciento y pico kilómetros por hora en una carretera del sur de Finlandia y trascendió la multa a la hora de enviársela porque no tenía domicilio conocido en Finlandia y no se le podía notificar. Creo recordar que fue por eso. El caso es que se montó un buen follón cuando los finlandeses se enteraron que su ídolo no pagaba impuestos en su país.

Lo de Kimi, supongo, vendrá por ahí y porque, como digo, los finlandeses odian vivir en Finlandia cuando son jóvenes. Generalmente, viajan a países del sur tipo España o Italia para trabajar y vivir y, luego, vuelven a Finlandia cuando son mayores.

Finlandia es un tema apasionanate, al menos para mí, aunque no es éste el lugar para discutir sobre ésto.

Un saludo y gracias por tus comentarios.

Malasombra dijo...

Que Hamilton es un buen piloto, no lo pongo en duda. Quiza acabe siendo mejor que Alonso, incluso. O lo sea ya.

Con lo de la prensa rosa, me refiero a que Hamilton tambien es un gran producto de marketing (aunque esto quizas sea mas labor de su padre) que da una imagen externa de niño bueno, cuando en realidad, pues no lo es tanto.
Y si el muchacho acaba fracasando, sera por culpa de la imagen que quieren crear de el.

Respecto a Kimi, yo no le acuso de borracho. Es mas, con su edad, y la pasta que tiene, yo tambien intentaria pasarmelo bien. Y no creo que tenga problemas con el alcohol mas que cualquier otro joven de su edad.

Pero ciertamente, su actitud como deportista no es la misma que la de Schumacher o Alonso, por poner un ejemplo.

David dijo...

Ah, ¿pero tiene padre?

Personalmente la actitud de superdeportista de Alonso y Schumacher perjudica al Gran Circo; de hecho Michael fue el que transformó este deporte en el rollo actual.

Los mitos son como Räikkönen: Eddie Irvine, James Hunt ... sólo le falta ser un poco más bocazas.

Leonov dijo...

A falta del "previo" de David sobre Monza, ¿qué opináis sobre los tiempos de las pruebas de esta semana?