19 octubre 2008

Análisis - Shanghai 2008

El Campeonato de Mundo en juego y Ferrari se planta en la parrilla con neumáticos blandos, apostando fuerte por ganar la primera vuelta frente a perder una carrera de forma mediocre.
Por suerte para la Scudería los nubarrones se disipaban - literalmente - y el único problema de Massa se reducía a adelantar a Hamilton antes de que comenzase a volar.

La salida del McLaren en este caso ha sido excepcional, y Ferrari no ha ten
ido la más mínima oportunidad. Además ha sido tan poco emocionante y tan tensa que ha constituido una versión reducida de la carrera completa.
El único que ha salido mal parado ha sido Trulli, al
que se ha llevado por delante Bourdais, que a pesar de un amago de reemprender la carrera ha terminado en el box, aunque no ha sido ni de lejos el protagonista de la primera vuelta.
Confirmando la arrancada excelente de los McLaren, Kovalainen se ha colocado en paralelo con Alonso, al que ha conseguido adelantar después de un duro enfrentamiento apretando por el exterior del primer giro. Cuando se daba por hecho el cuarto puesto de Heikki, El
Nano ha sorprendido tomando ventaja sobre Feyd-Rautha en la Curva 13, suficiente para agarrarse al interior de la larguísima recta y alcanzar el punto de adelantamiento en condiciones óptimas; y lo ha hecho tan bien que la Flecha de Plata ha sido superada por el Renault antes de llegar al final de recta, remantando una acción apabullante.

A partir de esta maniobra Fernando ha empezado a
rodar a un ritmo muy cercano al de Massa, mientras que Heikki se ha venido abajo; el segundo y medio por vuelta de Hamilton sobre su compañero deja clara la situación, y el medio sobre Räikkönen explica que desapareciera completamente del radar de los Rayos Rojos, haciéndose con la vuelta rápida.
En adelante casi todo el espectáculo lo aportó Webber: empezó adelantando a Glock - que quedó a expensas de Rosberg, hasta que muchas vueltas de pelea después consiguió pasarle - se hizo con Barrichello en la Curva 14 y después con Piquet mediante un ligero engaño, estando en ambas ocasiones a punto de recibir un contraataque en la entrada a la recta de meta.
La explicación al ritmo del Red Bull llegó bastante pronto, con el tempranísimo repostaje de El Almirante.

A partir de la décima vuelta Räikkönen empezó a sacar partido a los neumáticos, pero a pesar de una tímida vuelta rápida, fue rápidamente sometido por Hamilton, que mantuvo su diferencia de cuatro segundos a pesar de cometer algunos errores en las trazadas.
En general la distancia entre todos los coches era tan grande que la ronda de paradas no alteró el orden: Piquet se coló entre Massa y Alonso, mientras que Iceman encontró como bloqueo a Vettel, un lastre por su malísimo ritmo.

La situación era poco esperanzadora para Ferrari: Hamilton volvió a abrir más el hueco y Massa era el más lento de los 8 primeros, aunque por suerte para él Alonso también parecía haber perdido el ritmo.
Piquet y Kubica, tercero y quinto temporales, hacían su pit stop descartando una estrategia a una parada, y el único rastro de competición se trasladaba a la décima posición, dónde Vettel formó un trenecito con Nakajima y Webber.
Los últimos adelantamientos de verdad tuvieron la discutible intervención de Bourdais, que chocó
lateralmente con Coulthard en el interior de la Curva 1 y fue a su vez superado por Rosberg.
En un momento, las cosas parecían complicarse para
McLaren con el reventón de Kovalainen y una abrupta caída de ritmo de Hamilton, que en realidad se correspondía con el alcance a la chicane móvil de Fisichella - rápidamente, gracias al propio Giancarlo, la diferencia con Iceman se estabilizó en 8 segundos.

La salida de Hamilton indemne del último repostaje precipitaba en Ferrari la maniobra que debía parecer
un accidente. El pit stop de Iceman, casualmente bastante mejorable, dejó la diferencia reducida a tres segundos con Massa.
A falta de ocho vueltas Felipe alcanzó a su compañero en la recta trasera, en la que si Räikkönen hubiera dejado más espacio habría tenido que rodar por el césped.
Aprovechando el papel de Kimi, Alonso se lanzó a por todas, recortando casi un segundo por vuelta hasta que Kimi recibió el aviso de volver a la normalidad.
Kovalainen se retiró con un fallo hidráulico en el último detalle del Gran Premio.

La bandera damero vió llegar a Hamilton tras su actuación más contundente de la temporada; Alonso, en cuarta posición, certifica su regularidad a final de temporada seguido por BMW, con suficiente ventaja para mantenerse en los puntos tras su última parada.

La conclusión es que el Campeonato del Mundo no queda decidido en absoluto, a pesar de la diferencia del líder.
En Shanghai, Lewis se ha comportado como los grandes - pole, vuelta rápida y victoria - dando una imagen de poder impresionante; pero cuenta con una desventaja importante, que ha vuelto a hacerse evidente, de cara a Interlagos: a diferencia de Massa, él está sólo. A Kovalainen el pinchazo le ha salvado de quedar en evidencia una vez más por la escandalosa diferencia de ritmo con su compañero, y el llamativo hecho de haber sido sobrepasado por velocidad por un Renault conduciendo el monoplaza que ha ganado la carrera.
Hamilton es capaz de sacar lo máximo del MP4-23, que en los últimos Grandes Premios está claramente por encima de los Ferrari, y esa es su baza más importante. Si el coche no falla, y vuelve a sacar el talento y concentración derrochados en el Gran Premio de China, el Campeonato del Mundo es suyo.
La carrera ha sido sencillamente perfecta, y ha demostrado una eficacia brutal que seguramente influirá en la tensión de la batalla, pero la victoria por la mínima deja abiertas demasiadas oportunidades.

Ferrari lo ha dado todo ... ya quisieran en muchas ocasiones derrotas como esta.
El equipo ha hecho lo que tenía que hacer, en una actuación perfecta en lo relativo a su desarrollo individual del Gran Premio: han apostado fuerte con todo perdido frente al rendimiento aplastante de McLaren-Hamilton; una vez superados Räikkönen se ha puesto a trabajar para asegurar el segundo puesto.

Sólo Kovalainen podría haber desbaratado el plan de Domenicali, pero al quitarse de en medio, con la victoria descartada todos los miembros de la Scudería han justificado el sueldo en el intercambio de posiciones de Kimi y Felipe, por otra parte lo único bochornoso en una carrera impecable de los Rayos Rojos.
Contar con Iceman es un apoyo muy importante para Massa, aunque el resultado final sean unos difícilmente superables siete puntos, la situación para la última batalla en cualquier caso pasaba por la misma base desde le principio: un enorme fallo de McLaren en Interlagos.
Felipe ha puntuado, Räikkönen está con él y el equipo vuelve a funcionar como debía: si la situación fuera parecida en McLaren, Hamilton ya sería campeón.

Renault parece haber tomado decididamente en la recta final el papel de BMW, superado Toyota, aunque como ocurre con las Flechas de Plata, Fernando Alonso debe hacer todo el trabajo.
De nuevo no ha habido catástrofes, ni siquiera un pequeño error que diera una oportunidad: simplemente El Nano ha cogido el ritmo de cabeza y se ha mantenido con comodidad por delante de un McLaren al que ha superado con inteligencia - nadie le esperaba en la Curva 13 - ganando una buena diferencia para un final tranquilo. Los tiempos del R28 han sido casi inexplicables y la duda de cómo afectará esta revolución espontánea la próxima temporada crece.

En la misma línea está la remontada de Kubica, que con un coche muy pesado ha sabido aprovechar el bajo nivel de competición en Shanghai: la estrategia le ha dejado sexto, justo detrás de su compañero, que partía cinco posiciones por delante.
Buena parte de la explicación ha sido la mala actuación de Toyota y Toro Rosso, que aparentemente sólo era capaz de mantener el rendimiento con las complejas curvas a una vuelta; Vettel ha caído a un ritmo bajísimo, y Bourdais ha tenido una actuación discutible, sobre todo por su choque con Coulthard. Podría decirse que Webber lo ha hecho mejor, pero se ha descubierto la pequeña carga de combustible en clasificación y las primeras vueltas de la carrera, donde ha brillado con diferencia.

El Gran Premio de China ha decepcionado, porque ha habido tensión pero no epectáculo; ni siquiera ha sido un desfile de coches, puesto que en sólo diez vueltas era raro no ver una diferencia de dos segundos entre rivales.
Absolutamente todo queda pendiente para la última carrera, en la que la emoción parece desplazarse sólo hacia el resultado.
A la FIA le queda pendiente estudiar el adelantamiento de Massa, tan lógico desde la perspectiva del equipo como discutible desde el punto de vista legal, que ha supuesto otro pequeño intento de Ferrari de volver a la infamia del Kaiserreich.

Enhorabuena a Fernando Alonso por otra carrera impecable, que sigue planteando preguntas sobre la influencia del impresionante final de temporada de R28, dado por acabado hace mucho, y a Ferrari, por provocar una victoria pírrica.

Toque de atención importante y en exclusiva para Kovalainen, el gran perdedor del Gran Premio, el único que ha llamado la atención por su mala actuación, precisamente cuando el equipo más le necesita, dudoso merecedor de un coche que está demostrando ser el mejor.

Felicidades a Hamilton, más por la solidez probada que por el resultado, por rechazar la presión y volver a ser el piloto imbatible que ha deslumbrado puntualmente esta temporada.

Último destino, Interlagos.

11 comentarios:

J. ARCE dijo...

En lo único que discrepo es en la positiva valoración que haces del papel de Ferrari en esta carrera. Es cierto que han minimizado daños pero tal y como estaba el campeonato era importantísimo reducir puntos. Los alonsistas han visto la actuación de hoy de Kovalainen como una reivindicación de la teoría de la conspiración contra el compañero de Lewis, sea éste Alonso o Heikki.

Anónimo dijo...

¿Feyd-Rautha?, Lentikki no llega ni a Rabban Harkonnen.
Hamilton efestivamente solo puede ganar o perder el campeonato el solito.
Los pilotos que le pueden hacer competir o no tienen coche(Alonso,Kubica) , o tienen mala suerte(Massa) o se tomaron el año casi sabatico(RAicoñen) o son jovenes promesa(Vettel).
Campeonato patetico este año,gane el que gane.M Schumacher, con todos tus defectos, te añoramos.Tu habrias dando un puñetazo en la mesa y no permitido abominaciones(Alia) en Ferrari.Pero mejor que no vuelva,esta F1 NECESITA madurar de una puñetera vez.Mclaren y ferrari gane el que gane,han estado muy por debajo de los años 1998-1999-2000-2001.
La carrera no la vi,porque mis concubinas me convencieron para estar de juerga,acerte CLARO.Donde haya MUJERES complacientes que se quite la F1.
Como el misantropo no me edifica el templo,os fastidiais nada de rayos para dar emocion.
by HORUS a proud friend of fornicio.
PD: A ver que hace el circo en la ultima,porque como pongan motor unico me quedo solo con los rallies y las motos.

Il Venturetto dijo...

Bueno, Hamilton está solo en su lucha, pero al menos no tiene al otro piloto en contra como sucedió el año pasado.

De tener posibilidad, Kovalainen ayudaría, no como otro del que no recuerdo el nombre y que el año pasado se le echó encima en a S de Senna.

J.Arce, yo también creo que Ferrari ha minimizado daños. En otras plazas han toreado y han acabado corneados. Al menos aquí se han distanciado en el mundial de constructores.

Manuel dijo...

Hamilton tenia al otro pioto en contra por que llego como bicampeon del mundo y no le querian dejar un tercer titulo, deberiamos repasar sin ir mas lejos monaco 2007 para saber como se las gasta el lewis cuando sus papas no le dan lo que quieren. Para mi de hoy lo peor el 1.40 de Raikonnen para dejarse adelantar, a poco más tiene que parar para que lo alcance Masa. Quiero que llegue ya la próxima temporada para ver que hace Hamilton cuando la pole no le resulta tan facil y las salidas tan poco competidas.

El Hechicero dijo...

Yo, lo que he visto patético a sido el desacelerón de Raikkonen para que su compañero ,que no ha tenido huevos de ir pegado a él para hacer el chanchullo.

por cierto, tuviste al final razón con el rendimiento de los Toro Rosso, aunque no creo que haya sido por pericia de los pilotos...

por cierto, Horus,todo eso que dices de que si estuviera Schummacher... El equipo que forma ahora ferrari no es el mismo, es uno radicalmetne distinto y antes de que aquellos consiguieran los éxitos de un equipo consolidado estuvieron comiéndose los mocos durante 5 años...

Flipi dijo...

Hola David. Llevo unas pocas carreras leyendo tus resúmenes, y la verdad, alucino con tu capacidad para ser objetivo. Enhorabuena.

Saludos de un Alonsista que agradece estas dosis de cordura.

David dijo...

Vaya, muchas gracias Flipi. La verdad es que no necesito mucho esfuerzo porque realmente me importa poco el resultado: lo que me gusta es la competición independientemente de quién gane.

El Hechicero, lo cierto es que pensé que me había equivocado con los Toro Rosso después de los entrenamientos, pero definitivamente esas "curvas redondas" han sido demasiado para ese chasis.

Carlos dijo...

Bueno... pues apuesto por un 5º de Hamilton en Brasil utilizando un motor diesel jejejeje.
Por cierto, vaya tostón de carrera, por mucho que el calvo viera emoción en que FAlo se pusiera a 3 segundos a falta de 3 vueltas de Kimmi, que disimuló un poco rodando a ritmo de tortuga

Saludines y tal, que hace mucho que no paso por aquí.

Leonov dijo...

Hola a todos.

Uno de los análisis más pobres de cuantos he visto en la temporada. Quiero decir que no hay mucho de qué hablar, habida cuenta del espectáculo tan pobre, tan sumamente pobre, que vimos el domingo. Incluso pienso que le has sacado más sustancia de la que yo habría hecho.

Discrepo en el término que empleas para definir el cambio de orden entre los Ferrari: "bochornoso". No opina lo mismo Sir Frank W y tampoco yo: yo creo que las estrategias de equipo darían un aliciente a la competición, aliciente que ahora mismo ésta no tiene.

Por otra parte, y respecto de tus ataques a Kovalainen, hay que tener en cuenta que Mclaren desarrolla el monoplaza a gusto del estilo de Hamilton, que no tienen por qué ser el mismo que el pilotaje de Heikki. Habiendo demostrado en numerosas ocasiones que es un piloto capaz, su falta de rendimiento no puede ser achacada a su estado de forma únicamente, a mi modo de ver. Las variables que influyen en los resultados de un piloto son múltiples y desconocemos la mayoría.

Esto es solo una opinión.

Como siempre digo, "la Formula 1 se creo para comprobar cual es el conjunto piloto-coche más rápido, y detrás del coche hay un equipo muy amplio de profesionales, por lo que no estoy conforme con comentarios típicos del mundillo del fútbol acusando a un único miembro de todo un equipo de los males.

El domingo, Hamilton no ganó sino que ganó el conjunto Hamilton-Mclaren Mercedes (Bridgestone, etcétera).

Creo, honestamente, que se merece ganar el título este año, como también se lo merece el equipo, que ha desarrollado un coche superior al Ferrari en pocos meses, invirtiendo la tendencia.

Ron también se merece ganar. Ha hecho mucho por la F1 y se merece el título este año, tras años de desencuentros fortuitos.

Por cierto, Domenicalli ha hecho unas declaraciones que dejan la puerta abierta a todo tipo de especulaciones. ¿No os parece que introduce algo de sospecha en el ritmo de los Mclaren?. A mí me ha parecido que deja entrever que la FIA debería de analizar con detenimiento el coche, ¿no os parece?

Gracias a David por su trabajo.

Hiarbas dijo...

Buenas.

Asunto Kovalainen: General: Hamilton 1º 94 puntos, Kovalainen 51 puntos. El finlandes no ha estado a la altura del pepino que conduce y eso le va a costar a Mclaren el campeonato de constructores.

Asunto estrategia de equipo: puede ser un arma de doble filo. Aqui no importó. Pero me imagino en Monaco un monoplaza dejandose adelantar por el compañero para hacer tapon. Cuidadin con las puertas que se abren.

Asunto Hamilton: efectivamente depende de su capacidad de concentración, porque talento le sobra. En Brasil debera hacer lo que mejor sabe, salir desde la pole y correr como alma que lleva el diablo, porque sino, los fantasmas vuelven enseguida...

Aprovecho para decirte que me gusta tu forma de destripar la formula 1, y eso que esta carrera no habia por donde cogerla.

Saludos.

David dijo...

En estos Grandes Premios es dónde de verdad puedo lucirme, aunque parezca mentira tiene poco mérito.