22 septiembre 2008

Briefing - Singapur 2008

Con sólo un punto de ventaja y la impresión de que el F2008 en condiciones óptimas es mejor, McLaren se toma a broma la carrera nocturna en Singapur ... porque puede permitírselo.
Martin Whitmarsh tiene razones para estar relajado teniendo en cuenta el futuro inmediato, y tomarse el Gran Circo como lo que es: el mayor espectáculo del mundo. Atendiendo a la ordenación de Frank Williams - motor, neumáticos, piloto, chasis - las Flechas de Plata pueden perder en la primera categoría, pero ganan con claridad en la tercera en importancia e inclinan la balanza gracias al aporte ambiental sobre sus ruedas.
Atendiendo a su extraordinario rendimiento con bajas temperaturas el Otoño sobre lo
s tres próximos Grandes Premios será un aliado decisivo, complicando especialmente las carreras a Ferrari, que sólo se encontrará con el Verano Austral en su última oportunidad, pero sometido al inestable clima de o Paulo.

Descontando la manida superiori
dad de McLaren por aportes externos, Singapur se presenta como una oportunidad perfecta para los mejores pilotos, tanto en la lucha por el Campeonato del Mundo como en el logro individual - categoría en la que la victoria de Sebastian Vettel es difícilmente superable.
Si en un circuito desconocido, en el que el
trabajo de los ingenieros pasa más desapercibido a pesar de estar forzados a romperse la cabeza al límite, deja en manos del talento del conductor la parte fundamental del resultado, en las insólitas condiciones del Gran Premio de Singapur las distancias entre monoplazas serán mínimas por la falta de precedentes.

La ordalía a medianoche significa una oportunidad para los profesionales limitados por sus coches - Kubica,
Alonso y Webber - aunque especialmente será una prueba para Sebastian Vettel, que medirá su peso en el éxito de Toro Rosso. Ordenado ya entre los grandes, las rarísimas circunstancias le vuelven a colocar en cabeza, por encima de lo que en principio el STR3 puede ofrecer en un circuito urbano, es decir, con la aplicación de potencia limitada.
Pero ante lo desconocido cabe también el oportunismo, la mezcla entre astucia y suerte, lo que significa que la sorpresa la puede dar Heidfeld, venido a más.
Todos los pilotos estarán sometidos a una desaclimatación programada, conservando los horarios europeos,
aunque evidentemente Räikkönen y Kovalainen, criados bajo el Sol de medianoche, cuentan con ventaja y serán menos propensos a los errores que según se espera se multiplicarán.
Sin embargo los únicos que van a partir
realmente con un importante extra, la experiencia reciente, son Timo Glock y Sébastien Bourdais, participantes en la carrera nocturna en Las Vegas (ganada, por cierto, por el conductor de Toro Rosso en 2005).

El circuito se presenta más cercano a Mónaco que a Valencia en términos de set up. Para establecer los reglajes, aparte de usar sus modelos, los equipos han prestado mucha atención al desarrollo del Gran Premio de MotoGP.
El trazado de 5 kilómetros tiene 23 curvas, la mayoría de 1ª y 2ª velocidad, y apenas cuenta con un par de puntos de adelantamiento, sólo aprovechables si las condiciones son óptimas - se avecina un desfile - y a pesar de contar con anchura suficiente para probar distintas trazadas, la pista está completamente encajonada entre muros.

Consecuentemente los ingenieros han desarrollado una auténtica pared para el aire, cargando aerodinámicamente el coche más que en ninguna otra carrera, debido a la lentitud de la pista observada en los simuladores.
Por otra parte los frenos se han convertido en el otro punto importante, debido a la exigencia de algunas deceleraciones y al aire caliente y húmedo que no va ayudar a su refrigeración. La llegada a la Curva 7, tras la recta trasera, se present
a como el punto más complicado, con la fuerte deceleración y el peligro de impacto.

En cuanto a las condiciones ambientales, se aproximan bastante a las de Sepang, con un 50% de posibilidad de lluvia, aunque con una caída de temperaturas a lo largo de la jornada, según avanza la tarde, lo que obliga a montar neumáticos extrablandos para compensar la falta de grip, un aspecto que no se ha podido evaluar bien.
La suspensión también parece una incógnita a despejar sólo sobre la pista, aunque en principio debería ser bastante dura.
Los libres serán fundamentales para el set up, y la clasificación esencial para el resultado en esta ratonera.

En cuanto al hecho diferencial, correr de noche, toda la infraestructura ha debido adaptarse a pesar de que la oscuridad no influye en los reglajes, descontando el progresivo enfriamiento, contrario al desarrollo habitual en otros circuitos.
Desde los neumáticos marcados con pintura reflectante y pruebas de visores de diferentes colores hasta problemas realmente serios como la lluvia; la prometida iluminación casi más brillante que de día se puede volver contra los corredores. El efecto de las luces sobre las gotas en los visores puede alterar completamente la visión de los pilotos, así como la formación de charcos o simplemente la humedad sobre el asfalto que pueden convertirlo en un espejo, consiguiendo con la exagerada potencia lumínica prometida llegar al extremo de deslumbrar.

El Gran Premio de Singapur presenta retos muy interesantes, aunque a nivel de competición pura, de carrera, está por ver si puede ofrecer algo de espectáculo.

La clasificación ha permitido comprobar la validez de algunas claves del circuito, revelando cierta igualdad en los aspirantes a ganar la carrera.
La primera ronda parecía denotar cierta debilidad en Ferrari, que de la diferencia de más de un segundo de
Glock sobre Räikkönen pasó a tener un coche en zona de eliminación y el otro en el límite. El dominio McLaren, sólo roto con una gran última vuelta de los Rayos Rojos, dejo hueco a Vettel, muy por delante de su rival directo actual, BMW.
Fisichella estrenó la seguridad de las protecciones, al quedarse sin dirección en el Force India en la zona más lenta.
Por encima incluso de Sebastian brillaba Fernando Alonso, que desde su segunda posición, sin nada que jugarse - no como su compañero - hizo un trompo en la Curva 13 en el que se salvó por poco.
La eliminación más llamativa fue la de Bourdais, que arriesgando estuvo a punto de salirse en las Curvas 16-17, porque con Piquet la irregularidad es la norma.

La segunda sesión dejó la decepcionante imagen del R28 dejando tirado a Fernando Alonso cuando más evidente estaba siendo su previsible aporte sobre el coche en este circuito. Vettel, por tanto, se hacía con todo el protagonismo justificadamente, casi lijando el muro de la Curva 20.
En la guerra de McLaren y Ferrari se invertían los resultados: los Rayos Rojos arriba, Kovalainen abajo y Hamilton sin haber marcado tiempo con una ventana para un solo intento (en su primera vuelta se saltó una chicane). El resultado final no fue completamente análogo al de Q1, porque Heikki alcanzó la segunda posición, pero Lewis quedó en el borde de la eliminación por el tráfico y sus explosivas frenadas.
Nakajima cerró una jornada redonda para Williams acompañando a Rosberg y condenando a los Red Bull; en Toyota se torció el resultado, y Trulli perdió con Glock.

La ronda definitiva demostraba que Sebastian Vettel no sólo está asentado entre los mejores: muchos de sus rivales deberían aprender de su voluntad, sin duda el principal motivo del cuarto puesto que mantuvo casi hasta el final.
El mejor tiempo de Räikkönen fue un logro bastante extraño; sus rivales se lo arrebataron con facilidad y casi le cuesta un choque en plena recta principal - acabó contravolanteando al cruzar la meta por la suciedad cogida en el arcén. Como de costumbre esta guerra parecía no ir con Kovalainen, en última posición.
Afrontaban la vuelta decisiva con Massa en la pole; Kimi era claramente incapaz de alcanzar la marca, y aunque Hamilton logró ponerse primero, fue derrotado una vez más por la discreta efectividad de Felipe, un especialista en este tipo de clasificaciones.
Los BMW por fin pudieron sobrepasar a Vettel, aunque dejando colarse entre ambos a Feyd-Rautha, quinto.

La previsión, visto circuito y clasificación, queda muy abierta, por la posibilidad de incidencias en el laberinto que influyan sobre el discurrir de la carrera.

Aunque en principio debería quedar entre Massa y Hamilton, y a pesar, sobre todo, del bajísimo nivel de Kimi en los últimos Grandes Premios, la lucha de Iceman por mantener el Ferrari en la pista es bastante sospechosa, y apunta más a estrategia que a un error en el set up.
Kubica jugará un papel muy importante, aunque queda completamente descartado para la victoria frente a equipos que pueden apostar por otras tácticas.

El podio sí queda al alcance de Sebastian Vettel, la pesadilla de Mario Theissen. Poco a poco Toro Rosso va alcanzando a BMW, y aunque en condiciones como las de Singapur se mantienen por encima y Heidfeld ha vuelto al orden, tienen a un rival implacable que no falla: si Vettel encuentra la ocasión puede ser imposible derrotarle.
Dentro de la batalla por los puntos, lo más interesante será ver hasta que punto los Williams conseguirán mantenerse en competición - especialmente en Nakajima, un poco perdido tan arriba - presionados por Toyota.

El espectáculo puede localizarse en la parte posterior, dónde Renault y Red Bull quedan frente a frente sin nada que perder, destacando la situación antinatural de Fernando Alonso, que visto su ritmo en Q1 podría haber entrado sin complicaciones entre los diez primeros.

La posibilidad de lluvia amplía más la variedad de resultados finales, siendo lo único que queda por ver en un circuito que ya ha puesto sobre la mesa sus claves más importantes.
La Curva 7 es con diferencia la más peligrosa e interesante, pero cuenta con una escapatoria más que suficiente; los baches del circuito, especialmente en este tramo, son bastante más pronunciados de lo anunciado - hay zonas en las que el asfalto tiene un apreciable color amarillo - y hacen saltar chispas que son presagio de daños en los monoplazas más susceptibles.

Singapur cuenta con la curva más absurda del Campeonato del Mundo - la décima, con tres ejes pero una trazada en línea recta - y un aspecto impactante tanto externamente como a pie de pista, realmente aparentando ser un laberinto dentro de unos muros y pilares agobiantes.
La iluminación, lejos de ser un problema, deja
la carrera prácticamente en las mismas condiciones que una diurna, ofreciendo una visión increíble de los monoplazas sobre una senda de luz perdida en la oscuridad.
La panorámica aérea del circuito-metrópolis es bellísima, única, más cerca de Akira que del Gran Circo.

No pierdas de vista a los Ferrari,
al Safety Car, a Alonso y la Curva 7.

21 comentarios:

J. ARCE dijo...

Estos cabrones siempre se quejan pero al final acaban haciendo su trabajo llueve, nieve o sea de noche(o todo junto).
Si Ferrari no gana este campeonato espero no tener que escuchar la excusa de que este año la temperatura era muy baja o que llovió en demasiadas carreras.

Il Venturetto dijo...

"El Gran Premio de Singapur presenta retos muy interesantes, aunque a nivel de competición pura, de carrera, está por ver si puede ofrecer algo de espectáculo."

Si hasta David es incapaz de sacarle un mínimo de ilusión a la carrera del domingo...

¡Dios mío qué coñazo de carrera se nos avecina! :(

David dijo...

A mi lo de correr de noche me parece muy interesante.

Il Venturetto dijo...

Y tanto... como uno se hostie y salga el coche ardiendo va a ser precioso.

Iceman86 dijo...

Lo más espectacular va ser cuando reviente un motor en llamas. Ese colorido de rojo intensa es y deberia ser espectacular en la noche.

El circuito tiene la pinta de ser de Tilke( u como se escriba) es decir una caquita de la vaca.

En fin, ojala gane Vettel

J. ARCE dijo...

Pena que a algún imbécil se le diera por poner el fondo plano de madera porque si aún fuese de titanio u otro metal´por lo menos habría algo para llamar la atención.

Leonov dijo...

Excelente previo, David. En tu línea de siempre, a pesar de lo parcial que sueles ser con Kimi (je, je, je...).

Creo que Tilke tiene la culpa de que la Formula 1 sea aburrida en lugar de extremadamente aburrida, mérito que hay que agradecerle dicho sea de paso.

Coincido con David: me parece interesante lo de correr de noche. Además, no olvidemos que era deseo de hace tiempo de algunos patrones así que ahora no hay lugar para las quejas.

Lo que no me gusta del circuito es que no hay puntos de adelantamiento. "Eso hace daño a la F1", hemos oido de parte del "jeque" italiano días atrás con muy buen criterio.

Mi perspectiva es la de una carrera aburrida, al más puro estilo de la de Valencia.

Y mi mirada está puesta en, si llueve, ver el nivel de desarrollo de los Ferrari teniendo en cuenta el grueso trabajo hecho por Luca, Kimi y Felipe en Fiorano y Mugello. ¿Podría Ferrari darle la vuelta a la tortilla en caso de lluvia?

Será interesante comprobarlo.

Un saludo a todos...

Raúl.
Valencia.

Leonov dijo...

Me parecen de pena las declaraciones que ha hecho Alonso una vez se ha tenido que retirar, casi invitando al aficionado a no ver mañana la carrera. Según se puede perfectamente interpretar de sus palabras, de una forma totalmente objetiva, la carrera ya no tiene, ni para él ni para nadie, ningún interés saliendo en el lugar 15. Como si los patrocinadores pagaran únicamente por quedar en la cajonera. Como si los demás pilotos no corrieran.

Esto es, o salgo desde las primeras posiciones o ya no tiene interés dar vueltas a la pista.

Habría que ver con qué grado de aceptación han tomado sus "bocacerías" tanto patrocinadores como los "mandamases" de Renault.

Ahora entiendo bien las palabras de Ecclestone hace un año cuando dijo que "Alonso no había hecho nada por la Formula 1 mientras fue campeón".

Il Venturetto dijo...

Es lamentable que Alonso termine una sesión de clasificación con el coche roto y lo único que se le ocurra sea decir "Mañana vamos a salir por salir, para dar unas cuantas vueltas al circuito".

Ya dijo en Monza que no creía que la F1 fuera un deporte, así que, si no lo gusta salir a competir desde la parte trasera del pelotón como hacen tantos otros carrera tras carrera, bien puede irse a su casa a dormir la siesta, que seguro que vendrá otro a ocupar su lugar con mucha más ilusión que él.

Leonov dijo...

Sabias palabras, "venturetto".

A ver qué tienen que decir los alonsistas a ésto.

David dijo...

Pues yo estoy de acuerdo: no admito que se llame "deporte" a la F1.

Esto es un espectáculo, un circo hi-tech; el que quiera ver gañanes saltando, corriendo o jugando con una pelota, ya sabe dónde no debe mirar.

Il Venturetto dijo...

El problema no es si consideras a la F1 un deporte o no.

Si la F1 es un circo, debes estar preparado a estar delante, con los malabaristas, o detrás, con los payasos.

Si no te gusta pintarte la cara de blanco lo mejor es que dejes que lo hagan a los que sí están dispuestos.

Anónimo dijo...

VENTURETO NO DAS UNA ,
VICTORIA Alonso,si es que...
Eso es lo que te dicen los alonsistas riendose.

Anónimo dijo...

Misantropo en Manhattan.
Soy un misántropo enano. Y esto, es la peor clase de humano que tiene la existencia; me explico: es un ser que no merece la nulidad porque el tamaño de su ser no le alcanza para ser nulificado. Es un nada. A Dios le faltó decir a la hora de la creación "hágase la nada". Si lo hubiera hecho, el nuestro sería un mundo paralelo donde habitaría media humanidad. Y donde no estaría yo, ni ustedes, por supuesto.

Leonov dijo...

"Venturetto", eres un auténtico fiera de las palabras: me has "dejado" "impresionao" con lo de los payasos y los trapecistas, esos, je, je...

David, es un deporte. De motor, pero deporte. Y más limpio que otros, como es el caso de esa basura llamada fútbol, cuyo denominador común es todo lo peor de la sociedad.

Estoy seguro de que hay pilotos en la F1 que tienen mejor forma física que muchos futbolistas.

Por último, una lástima que haya ganado el Gran Premio el único piloto de los 20 que no lo merecía, por impresentable.

Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Hay que ver, mira que confiaba en tus analisis.

Este fiel lector, te dara un voto de confianza, creo que te lo has ganado.

Por fín, el impresentable llorica ganó (o es que le dejaron...???).

Gracias Alonso.

David dijo...

Calma todo el mundo, el análisis está en proceso (a ver si para el Lunes a media mañana está acabado).

Para una vez que acierto todas en la previsión: Ferrari, desastre, Safety Car, clave, Alonso, ganador y Curva 7, punto fundamental del circuito.

Por otra parte, basta de "alonsismo", "antialonsismo" y esas tonterías: para eso hay otros sitios, aquí hablamos de Fórmula 1.

Anónimo dijo...

Leonov ,he visto topos con mas vista en un jardin.
El que gana saliendo 15º lo merece se llame Alonso,Schumacher,Mansell,Lauda,
Prost,Hamilton,Massa,Ascari,Fangio,etc...
Lo que no se merece es que lo vea alguien tan limitado.Quizas prefieras las procesiones sin variacion.
No se para que hacen F1 ,si los pilotos no pueden hablar sustituyanlos por coches teledirigidos.Lamento la falta de acentos teclado usa.
Leonov no pierdas el tiempo,a ti no te gusta la F1.

Il Venturetto dijo...

Por lo que a mí respecta, he de decir que me equivoco como el que más. lo reconozco y convivo con ello, pero mi única intención es hacerlo lo menos posible.

Por otro lado, me parece estupendo que cada cual practique su onanismo ya sea tocándose en su casa mientras está Alonso en el podio o dejando comentarios anónimos en uno de los mejores blogs que tenemos la suerte de leer.

Saludos.

Anónimo dijo...

"Por otro lado, me parece estupendo que cada cual practique su onanismo ya sea tocándose en su casa mientras está Alonso en el podio o dejando comentarios anónimos en uno de los mejores blogs que tenemos la suerte de leer."
Estimado señor:.
He de comunicarle que para disfrutar de una carrera de F1,no es necesario recurrir a la masturbación o el onanismo. Si esas son sus costumbres, allá usted. Los casados con hijos, no somos dados a enseñar educación sexual durante la retransmisión de un deporte. Cada cosa en su lugar, asimismo lamento informarle que el esnobismo de que hace gala le impide disfrutar de buenas carreras.
No hace falta actuar como un iluminado, tan respetable es el aficionado que se incorpora a la F1 con la victoria de Panis en Montecarlo en 1996, la de Alesi en Canadá en 1995,o la 1º de Alonso ,Hamilton,Vettel,etc...
Su esnobismo es digno de compasión ,me recuerda a los gurus para los que la cultura es coto cerrado, y por tanto son seres estériles. Pero es lo malo de la misantropía que se queda uno solo con sus prejuicios.
Los seguidores de Alonso,Hamilton,Massa,Prost,etc...NO son menos aficionados a la F1 siempre que respeten. Lamentablemente usted no es un buen aficionado, solo simula la pose de uno.
El comentario para que vea que no es anónimo lo firmo:
Martín Gazapo Merino. Puede usar mis apellidos para una broma , no le veo muy avispado.
Un cordial saludo y por favor menos soberbia.

Il Venturetto dijo...

Hola Martín, gracias por tus comentarios.

Me comentan mis compañeros que me has descrito a la perfeccción: snob, iluminado, prepotente, mal aficionado, y soberbio.

Sólo puedo darte la razón, agradecerte las críticas y esperar verte de nuevo por aquí.

Un cordial saludo