21 agosto 2008

Briefing - Valencia 2008

Hamilton y McLaren escapan, en el momento en el que Ferrari ha certificado la peor progresión de todos los equipos, cuando más necesitados están de puntos, y el circuito de Valencia les echa encima dos problemas más: es urbano y es nuevo.
Estas características perjudican a todos, incluídas las Flechas de Plata que pueden ver como la suma de ambas da la victoria a Toyota o BMW, pero nadie está tan hambriento de victorias como la Scudería. La diferencia que Lewis ha conseguido se hace muy dura de remontar por el desastre deslocalizado de sus perseguidores; un
golpe en Valencia con la ayuda de Kovalainen y alguna sorpresa en el podio podrían hacerla insuperable.

El duelo de reglajes, el auténtico secreto de este tipo de carreras, es una gran oportunidad para BMW, que por otra parte podría dejar definitivamente claro el abandono de la temporada en busca de la gloria del año que viene.

El circuito de Valencia es razonablemente rápido para una pista urbana, aunque su condición nuevo se convierte en el reto más importante para establecer el set up.
Las primeras sesiones se convertirán en una exhaustiva captura de datos, complementada incluso por la observación detallada de categorías inferiores, en las que ha llegado a participar algún piloto para intentar aprender algunas de las claves sobre el terreno, donde los simuladores - programados con el proyecto d
el arquitecto e información de la FIA - no llegan.

La elección más importante será, como es habitual, el
compuesto de los neumáticos; sorprendidos por el agarre - bastante bueno para tener uso público - y las condiciones del asfalto los ingenieros probarán con blando y superblando, adaptando en consecuencia el resto de aspectos. Respecto a la aerodinámica parece haber una solución aceptada en común: descartar una carga alta que compensaría problemas de grip y optar por una intermedia que potencie la velocidad punta.
Los frenos van a ser el aspecto crítico según todos los análisis, que ponen a Valencia a la altura de exigencia de Montreal debido a la rapidez de algunos de sus sectores y la lentitud lógica de las curvas en ciudad.

En cuanto al trazado, se aleja bastante de su modelo:
Mónaco.
La calzada está guardada por muros de hormigón y, a pesar de tratarse de un circuito urbano, cuenta con buenas escapatorias. El punto más espectacular es el puente levadizo que conecta los extremos del puerto, que presenta una pequeña complicación: un estrechamiento y variación de altura de unos milímetros debido a su movilidad, que ha tenido una influencia importante en carreras previas al sacar de la trazada a los coches, expulsándolos a la parte húmeda.

La mayor frenada se encuentra en la Curva 12, a la salida de la recta más larga del circuito, acompañada lógicamente por las mayores oportunidades de adelantamiento. La Curva 17, una aguja clásica, es el otro punto dónde disputar la posición antes de entrar completamente en el último sector, básicamente técnico.
La zona más complicada es el mencionado puente, debido a los
baches incorporados a la entrada y salida, gracias a los que la influencia del mar - humedeciendo la parte libre de goma - estará muy presente; por si fuera poca su relevancia, el tiempo por vuelta se juega en la Curva 10, un giro de 90º en la reincorporación a "tierra", en el que el reto es mantener las revoluciones para la enorme recta trasera: los problemas de los coches más débiles en esta compleja curva de poca visibilidad pueden provocar accidentes si pilotos y comisarios no están atentos.

La clasificación ha amenzado, además de con una carrera en mojado, con una sorpresa épica; finalmente ni lo uno ni lo otro: sólo ambiente fresco por una tormenta mañanera, y un cielo cubierto que perjudicaba aún más el grip.

La primera ronda ha supuesto el estreno oficial del circuito por parte de Piquet, que se ha llevado un pájaro por delante en la vuelta de deceleración; los BMW han roto la costumbre y pronto se han lanzado a la pista, colocando primero a Kubica.
Los líderes del Campeonato del Mundo han estado
bastante flojos, a excepción de Hamilton que ha arrasado en todos los sectores, en comparación con los impresionantes Toro Rosso. Bourdais y Vettel se han colocado segundo y tercero, cediendo el puesto a Alonso, Rosberg y Glock, sucesivamente.
El circuito ha empezado a revelar sus puntos críticos, como ha comprobado Barrichello patinando en la Curva 10 justo antes del final, cuando Heidfeld y Piquet se daban por eliminados y los Red Bull corrían un peligro inexistente para sus versiones teóricamente más discretas.
En la vuelta decisiva Nelsinho y Nick se han salvado, a pesar de los problemas del BMW con Glock, que le ha bloqueado debido a la estrechez de la pista, haciéndole derrapar por la Curva 4; la víctima ha sido Coulthard, a una distancia incomprensible de Vettel.

La lluvia que empezaba en Q1 se echaba sobre la segunda sesión amenazando con convertirse en algo más serio. Por este motivo Räikkönen ha salido antes que nadie a marcar el mejor tiempo y, para conmoción de Ferrari, fue superado por Sebastian Vettel.
Ni Hamilton ni Massa fueron capaces de superar al Toro Rosso antes de que acabase el chispeo, el momento en el que ambos Renault estaban eliminados con Glock – actualmente uno de los fijos en cabeza – y Heidfeld, una vez más.
Sólo El Bueno ha mejorado su tiempo alcanzando la marca de pase y arrastrando a Webber: el otro piloto de Red Bull tenía que contemplar abochornado la facilidad de los Toro Rosso para clasificarse.

La ronda definitiva parecía el gran momento de Vettel, colocado en la pole con un gran tiempo, pero superado por Hamilton, Räikkönen y Massa en cuanto se han puesto a competir en serio. Descontando al olvidado Kovalainen – un segundo por detrás de los primeros –, los Ferrari han probado más fuerza, aunque contando con un error de Hamilton al afrontar la Curva 25. En la vuelta decisiva, Lewis ha comenzado a recortar los tiempos en cada sector, seguido por Vettel casi al mismo ritmo; tanto Massa como Räikkönen se han puesto a seguirle, cediendo los tres tiempo en el segundo sector. La ventaja de Felipe, sin embargo, le ha otorgado la pole ocultando parcialmente el gran resultado de Kubica, que se ha colado por delante de Iceman. La recompensa final para Vettel ha sido el sexto puesto, que en la práctica supone haber adelantado a Heidfeld, un logro poco aparente para lo que prometía el STR3 al principio de la jornada.

La previsión es una victoria disputada entre Massa, Hamilton y Kubica
, en parte por la novedad del circuito y los desafíos que esto implica, y en parte por la capacidad recién adquirida de la Scudería de tirar carreras ganadas. La estrechez del circuito y la posibilidad de lluvia amplían la lista a los oportunistas habituales, liderados por Heidfeld, que podría estar acompañado por Räikkönen, del que no se sabe el motivo de su discreto resultado: estrategia o desconcentración. En cualquier caso la salida será crucial en esta pista urbana, aunque las oportunidades se deben volcar del lado de los más inteligentes, los más capaces de afrontar los imprevistos en un circuito desconocido.

El más mínimo incidente debería suponer una intervención segura del Safety Car, y dado que es bastante probable que los factores provoquen algún accidente la situación puede darse la vuelta, poniendo a prueba la velocidad de los ingenieros.

Mucho más interesante es la lucha por los puntos, en la que parte Vettel en cabeza. De extender su inspiración, el duelo en la primera curva con Kovalainen puede ser apasionante, mucho más que el de Felipe y Lewis. Por su parte Toyota puede haber aprovechado la impulsividad y ganas de Sebastian, que se ha visto a la altura de los mejores, apostando por una estrategia para adelantarle en los pit stops, sacrificando desde el inicio la sexta – si Heidfeld hiciera mejor su trabajo, séptima – plaza. El Bueno, por tanto, vuelve a ser el hombre de la remontada y Rosberg, no se sabe muy bien cómo, está ahí, para hacer no se sabe muy bien qué.

Glock, Alonso y Webber, si espabilan, pueden formar un grupo que garantice espectáculo
: son hábiles, agresivos y no tienen nada que perder. Los muros de hormigón forman un combinado explosivo con el trío.

No pierdas de vista la Curva 12, a Vettel, el pitwall, a Heidfeld y la Curva 10.

3 comentarios:

Hiarbas dijo...

Como siempre, buen analisis, David.
Me quedo con el tema del puente, no me habia percatado de ese detalle. Veremos como pasan por ahi los F1.

Saludos.

Carlos dijo...

Buenas compañero, como siempre buen briefing.

Lo primero, saludarte, que el verano hace que nos veamos menos incluso que en invierno...

Solo una duda, curiosamente planteada por el gordo y el calvo en la retransmisión: ¿Esta mal puesto el orden de salida, con los clasificados en posiciones impares, lease Massa y Hamilton, saliendo desde la parte izquierda de la pista? Si tiene pinta que hubiera sido mejor colocarlo al revés... mañana la carrera lo confirmará o no.

Un saludín y a esperar una emocionante mañana con baloncesto y f1

David dijo...

Gracias Hiarbas, por si no te lo había dicho, me encanta tu material.
Poner videos en las entradas de Fórmula 1 de El Anaconda ya sería excesivo.

Compañero, esto va en opiniones y aquí los más autorizados son los pilotos, por supuesto, que pueden ver ventaja en la Curva 2.
Sin embargo, siguiendo la lógica de los circuitos, la pole siempre se coloca en la trazada, que suele establecerse sobre la parte de la recta más alejada del eje de la primera curva: mayor grip y la dirección óptima para el primer giro; no le veo la ventaja al lado contrario por ninguna parte.