25 agosto 2006

Briefing - Istanbul Park 2006

Por segunda vez la Fórmula 1 llega a Turquía.
El Otodrom puede ser, quizá, el lugar dónde Zapatero recorte definitivamente la distancia que le lleva El Nano, o podría ver la pirmera victoria de Ni
ppon Ichi, el primer podio de Nico Rosberg o Robert Kubica. Aunque se espera buena temperatura, calor moderado, todo puede pasar después de lo visto en el Gran Premio de Hungría ... sin lluvia también puede ser posible.

Lo que polariza la carrera es el acoso al liderato por parte de Michael Schumacher y Ferrari, que desde Canadá está apreta
ndo al máximo; y dentro de éste la caída de Renault desde que el monoplaza dejó de contar con el mass damper.
Por eso la clave de esta carrera para todos es el trabajo, las pru
ebas: tres semanas son más que suficientes para compensar las carencias que está mostrando Fernando Alonso, y para mejorar el resto de coches en competición.
Los resultados de los que hayan trabajado duro y los que hayan fallado los revelará el Otodrom.
Una atención especial recibirán, también,
Toyota y Honda: unos para confirmar una excelente temporada y otros para afirmar una brillante ascensión. El fin de semana de Jarno Trulli y Jenson Button seguramente deje a la vista qué escudería ha hecho mejor los deberes durante esta pausa veraniega, antes de la recta final del Campeonato.
A partir del Türkiye Grand Prix no queda tiempo para corregir errores importantes o realizar grandes cambios; porque empieza la parte más rápida y competitiva de la carrera que es, en sí mismo, el Campeonato del Mundo de Fórmula 1.


En cuanto al circuito, obra de Hermann Tilke, se puede decir que es una selección de lo mejor.

Desde el principio, con la primera curva calcada a la de Interlagos, queda clara la intención de Tilke: juntar varios elementos dónde sea importante el cambio de nivel, tomados de otros circuitos, para crear una montaña rusa elitista.
Por supuesto no puede faltar el más importante de ellos, y el Otodrom cuenta, por tanto, con su propia Eau Rouge.

En una pista favorable en principio para Bridgestone, debido a su composición, no existen aparentemente mayores complicaciones que en otros circuitos; y aunque Istanbul Park sea poco conocido, sus elementos están de sobra estudiados en sus circuitos originales.
A pesar de ello todos los equipos se equivocaron el año pasado en sus simulaciones y previsiones, y muchos de ellos lo pagaron caro. La culpable fue la curva número 8.
La Cuchara de Suzuka ha sido copiada en Turquía de forma espectacular y en realidad el octavo giro está compuesto de tres curvas consecutivas a izquierdas. La velocidad de paso durante la primera carrera disputada en el Otodrom resultó ser mayor de la que habían previsto los ingenieros en los simuladores; el resultado: varios pilotos terminaron el Gran Premio de Turquía en la curva número 8.

La otra clave de Istanbul Park es que se corre en sentido antihorario, l
o que siempre supone una dificultad para los pilotos, entrenados específicamente para correr en el otro sentido, a pesar de que el número de pistas similares a ésta crece. Puede ser una oportunidad para los novatos, menos habituados a los circuitos del Campeonato del Mundo, y que pueden venir de competiciones en óvalos, dónde suele ser habitual correr hacia la izquierda.
La estrategia obliga a minimizar el número de paradas, debido a la longitud del pit lane, y a poner una carga aerodinámica media; dado que la punta de velocidad no facilitó los adelantamientos, y sí lo hizo la proximidad a la salida de las curvas.
Se buscarán compuestos duros para que los neumáticos resistan las curvas más rápidas y a la vez compensen la falta de grip de esta pista.
Los puntos de adelantamiento más importantes son la primera curva y la número 12, penúltimo giro.

La clasificación no ha resultado especialmente emocionante.
Durante la primera tanda la única sorpresa a sido la eliminación de David Coulthard, cuyo puesto ha sido ocupado por Ch
ristijan Albers, poco habituado a correr con su Midland en la segunda ronda eliminatoria, aunque un cambio de motor lo precipitara, de todas formas, al último lugar de la parrilla.
La segunda sesión ha sido un poco más sorprendente, sobre todo por la eliminación de Pedro Martínez de la Rosa, aunque la caída de Jarno Trulli empieza a ser habitual; como lo es verlo cargado de combustible, aprovechando la situación, para conseguir un buen resultado. Aunque quizá lo más chocante haya sido el discreto puesto de Rubens Barrichello, muy lejos del tiempo de su compañero: una muestra más de la irregularidad de Honda.

La ronda definitiva ha sido dominada por Ferrari y Renault.
Destaca el buen resultado de Ralf Schumacher, que también ha sido penalizado con diez posiciones, y el tiempo de la otra Flecha de Plata, bastante alto.
Quizá la estrategia de McLaren planteé una entrada muy retrasada o mucha carga de combustible, aunque puede ser simplemente que se han desafinado.
El resultado más brillante en las escuderías de segunda línea ha sido de BMW: Mario Theissen ha colocado a Robert Kubica entre los diez primeros y a Nick Heidfeld inmediatamente detrás de Renault y Ferrari.
El personaje del sábado ha sido, sin duda, Felipe Massa, que ha conseguido su primera pole, de forma brillante e incontestable, por delante de su compañero; aunque este extraordinario resultado no convence a los incrédulos que verán una prueba más de su irregularidad.
La carrera decidirá; de momento se merece admiración y un felicitación efusiva.

Nos espera un Gran Premio en el que veremos muchas ganas de los que lo único que tienen que hacer es demostrar su capacidad de cara a la próxima temporada, y en el que los líderes del Mundial usarán la calculadora. El final está cerca y eso va a condicionar la forma de conducir.

No pierdas de vista a Felipe Massa, la curva número 8, a la carga de combustible, a los BMW y a la falta de grip.

3 comentarios:

Alfredo dijo...

Media España esta viendo el previo de Telecinco y yo mientras leo el tuyo, y es que los datos interesantes no son como como es el sillón en el que se sienta Jean Tott.

Anónimo dijo...

Tras mi escapada finlandesa miro, como de costumbre, con curiosidad el principio de la carrera en la RTL, pensando "a ver cuánto dura esta vez Kimi". Pobre hombre.
¡Besos!

David dijo...

Me siento satisfecho sabiendo que se consideran interesantes los datos que aporto; o que por lo menos lo son más que los que dan en el previo de Telecinco ... eso me reconforta.

Me esfuerzo mucho, y procuro señalar las que serán las claves, porque cuando las luces se apagan poco importa cómo es la silla de El Mago del Suspense o qué hace por allí Willi Weber.